Dentro de las principales vacunas contra el Covid-19, la de Pfizer tiene un 5% de no eficacia, la de Moderna de un 6%, y de acuerdo con la revista médica “The Lancet” la vacuna rusa Sputnil V cuenta con una eficacia del 92%. Ese 8% de no eficacia, en este último caso, es el que, seguramente ocasionó que el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, se infectara este sábado de Covid-19 a pesar de haberse aplicado las dos dosis de la vacuna  Sputnik V. Aunque se entiende que será una infeccción leve que ya no va a requerir de hospitalización, según dicen los especialistas..Foto de “La Razón”,