El afilador de cuchillos es un oficio raro y entrañable que data del siglo XVII. Hoy es raro encontrar a un afilador en las calles, sobre todo en las grandes urbes, donde solía transitar una tradición en peligro de extinción. En la gráfica aprece Flavio, afilador de cuchillos en la calle Milán, en esta capital. Lo publican en “Xalapa Antiguo, análisis y opínión”