Y no  me vaya usted a hacer pasar como sexista, morboso, machista o como proclive a estas cosas,  pero cuando digo –pregunto- que si alguien ha fantaseado con el medio de la política, el cuestionamiento va dirigido tanto a hombres como a mujeres. Yo sé que estas cosas son para sociedades más abiertas, por decir algo, para sociedades menos conservadoras y sí con muchos bloqueos o tabúes en la cabeza, pero estos asuntos, hay que irse acostumbrando a verlos con más naturalidad, con menos espanto, al fin y al cabo las temáticas sexuales son cosa de todos los días en el mundo animal y, en ese mundo, aunque no queramos, está metida la especie humana. Y es que leía apenas que los españoles –son una sociedad muy abierta, después del oscurantismo franquista-, bueno pues los españoles si fantasean con el medio de la política, tanto con políticas como con políticos, por ejemplo y ponen por delante a Inés Arrimadas, diputada de Ciudadanos al parlamento catalán y a María Dolores de Cospedal, que es diputada al Congreso de los Diputados de España y secretaria general del Partido Popular, las dos muy atractivas, y entonces que me pregunto: ¿Los mexicanos tendremos fantasías eróticas con las políticas y los políticos profesionales de este país?, y yo la verdad en el pasado sí llegué a soñar despierto por una, se trataba de Rosa Luz Alegría, aquella señora muy guapa que fue secretaria de Turismo y que también, se supone, le quitaba el sueño a José López Portillo. Y esta atracción surgió porque alguna vez fue a dar una conferencia en la que estudié mi licenciatura, guapa, y para acabar pronto, era un monumento de dama. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal. Foto de Archivo General de la UNAM.