Uno de los callejones más antiguos de Xalapa se ubica entre las calles Francisco I. Madero y Alfaro, en el tradicional Barrio Xalitic. Durante el periodo municipal del Presidente Rubén Pabello Acosta fue rehabilitado. Su nombre se debe a una antigua leyenda que describe a un joven que vivía en el barrio, caminó por la noche por el callejón y el diablo se le apareció. Lo publican en la Página “Xalapa Antiguo, análisis y opinión”.