“Se recuerda que siendo presidente Adolfo Ruiz Cortines, en el cumpleaños de su esposa María Izaguirre, en el primer año de gobierno, cuando quisieron regalarle a ella un auto último modelo marca “Cadillac”, lo más desarrollado en tecnología, el presidente comentó: “Hace muchos años que mi esposa cumple años y nunca se acordaron de ella hasta ahora que soy presidente. Pueden llevárselo porque no puedo prometer nada a cambio de ese regalo”. Fue austero el mandatario veracruzano en su sexenio y en su vida posterior”. Lo escribió José Luis Andrade.