El funeral de Estado más importante del Reino Unido en los últimos años está siendo a la vez el más restringido en duración, numero de asistentes y medidas de distanciamiento social por la pandemia. Las exequias se están realizando este sábado en el Castillo de Winddsor. Los asistentes visten de luto civil- Es privado el funeral y sin Jefes de Estado.Son cerca de 30 personas entre familiares y amigos los que asisten al funeral. Con información de “EL País” y “La Vanguardia”. Foto de “MIlenio”.