“El corazón está hecho para latir una cantidad determinada de veces. No desperdicies esos latidos en ejercicios frecuentes. Si caminar mucho fuera saludable, los carteros serían inmortales.. Todos los licores tienen un origen vegetal, así que no limites demasiado el consumo. Tengan presente que la vida no puede convertirse en un viaje hacia la tumba con la obsesiva intención de llegar sano, con un cuerpo atlético y bien preservado. Creo sinceramente que es mejor emprender el camino con una cerveza y un bocadillo con jamón serrano en una mano y un queso suizo en la otra… Ah y lleve condones, el mejor final es haber tenido mucho sexo, tener un cuerpo desgastado, pero gritando feliz: ¡Valió la pena vivir”. Lo expresó en entrevista, en 2012, el Dr. Pedro Paniagua Mata del Hospital SIME de Costa Rica.