Carrusel, Noticias, Salud

En esta clínica de Xalapa te puedes vacunar contra sarampión y rubéola

Lugar:
Fuente:
E-Consulta Veracruz

Sólo necesitas estos requisitos para recibir las vacunas; campaña de vacunación permanecerá abierta al público hasta junio.

Las autoridades de Salud pusieron en marcha la campaña de vacunación contra el sarampión y la rubéola, misma que inició el pasado lunes 19 de abril y estará vigente hasta el próximo 25 de junio.

A lo largo de las diez semanas en las que se desarrollará la jornada, personal médico y de enfermería aplicará las vacunas doble viral y triple viral en distintos hospitales, clínicas y unidades médicas de Xalapa.

La clínica de medicina familiar del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ubicada sobre la avenida Orizaba, es una de las sedes donde se lleva a cabo la inoculación.

“Son dos vacunas, que son la SR o doble viral, y la triple viral. La doble viral es para niños de uno a cuatro años, y para personas de 12 a 39 años de edad. Y la triple viral es para personas de uno a nueve años de edad”, detalló la doctora Alba Alejandra Torreblanca Flores, encargada del área de Medicina Preventiva de la clínica del ISSSTE.

Entre las recomendaciones para ser inoculado contra el sarampión y la rubéola, destaca el que los pacientes no presenten ningún padecimiento. Es decir, que no acudan con algún tipo de infección bacteriana o viral principalmente.

“Lo que sí se pide es que vengan sanitos, a veces con los cambios de clima pueden traer gripita. Entonces sí les pedimos que estén sanitos para que no vaya a haber una confusión con el padecimiento que traigan y la posible reacción de la vacuna”, explicó Natividad Méndez Hernández, supervisora de enfermería de primer nivel del ISSSTE.

La especialista detalló que entre las reacciones más comunes “puede haber una fiebre en las primeras 24 a 48 horas, dolor en el sitio de la punción. Pero afortunadamente no hemos tenido en ya bastante tiempo ninguna reacción adversa a la vacunación”.

En el caso del ISSSTE, la vacunación contra la rubéola y el sarampión se llevará a cabo de lunes a viernes en horario corrido de ocho de la mañana a seis de la tarde.

Para recibir la dosis no es obligatorio ser derechohabiente y su aplicación es totalmente gratuita. “Lo que sí pedimos indispensable es cartilla de vacunación”.

Aunado a esta campaña, el personal del ISSSTE garantizó el esquema de vacunación para bebés recién nacidos, niños y adultos en sus diferentes clínicas y hospitales.

¿Qué es el sarampión?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños y se transmite por gotículas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas.

Los síntomas iniciales, que suelen aparecer entre ocho y doce días después de la infección, consisten en fiebre alta, rinorrea, inyección conjuntival y pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

Varios días después aparece un exantema que comienza en la cara y cuello, y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo. No hay tratamiento específico para el sarampión, y la mayoría de los pacientes se recuperan en dos o tres semanas.

Sin embargo, el sarampión puede causar complicaciones graves, tales como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en niños malnutridos y pacientes inmunodeprimidos. El sarampión es una enfermedad prevenible mediante vacunación

¿Qué es la rubéola?

La rubéola es una enfermedad viral contagiosa que ocurre más seguido en niños. El virus es transmitido a través de las vías respiratorias, y los síntomas aparecen usualmente dos o tres semanas después de la exposición.

En niños, la enfermedad es usualmente leve, con fiebres bajas, náuseas y erupciones transitorias. Los adultos pueden desarrollar artritis y dolores en las conyunturas. La infección durante el embarazo temprano puede causar la muerte del feto o el síndrome de rubéola congénita (SRC), el cual se caracteriza por defectos múltiples, particularmente al cerebro, corazón, ojos y oídos.

No hay tratamiento específico para la rubéola, aunque de cuerdo a la Organización Panamericana de la Salud puede ser prevenida por vacunación.