Muy tranquilo de la vida se le vio al gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, disfrutando en Veracruz en conocido restaurante de mariscos del bulevar “Manuel Avila Camacho” de unas ricas viandas de pulpos a la brasa, paella y otros platillos de la cocina española. En un privado sostuvo reuniones con connotados empresarios. Lo escribe Esaú Valencia en su “Cambio Digital. Foto de “La Silla Rota”.