La última carta que escribió Albert Einstein, en 1955, estaba dirigida a Bertand Rusell, para aceptar la forma final del documento conocido como el “Manifiesto Rusell- Einstein”, en que se llama a estudiar los peligros de la guerra armamentista y advertían  que existía “un oeligro muy real de la exterminación de la raza humana por el polvo y la lluvia de las nubes radioactivas” y que “la única esperanza para la humanidad es evitar la guerra”. Lo escribieron en Muy Interesante”. Foto de “Grupo Aristeo”