Desde el primer minuto desde este jueves 3 inició el periodo de veda electoral que durará hasta el domingo 6., día de la elección. Ya no le está permitido a los candidatos realizar acciones de proselitismo ni difundir encuestas sobre las preferencias electorales de los ciudadanos. Esperemos que los comicios más grandes de la historia de México se lleven a cabo en orden, con las medidas snanitarias requeridas, y sin conflictos. Y que posteriormente al día de la jornada electoral no se judicialice mucho el proceso. Que haya un poco de más tranquilidad en el país, independientemente de los resultados. Foto de “La Razón”.