En Denver, EU, la selección mexicana venció 5 goles a 4 en muerte súbita en penales a Costa Rica Rica, gracias a un disparó que atajó el portero Guillermo Ochoa. Con este resultado, nuestra selección se instaló  en la Final de la Liga de Naciones, donde se medirá al rival de siempre, Estados Unidos, quien a su vez ganó de manera agónica a Honduras. La nota es de Enrique Martínez Villar en “Medio Tiempo”. Foto de “Excélsior”.