Van por equilibrio y contención a 4T

  • 1
    Foto: Grupo REFORMA
  • 1
    (Izq. a Der.) Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD; Marko Cortés, dirigente de PAN. Foto: Especial
  • 1
    Foto: Grupo REFORMA

 

ico_clock
03 min 30 seg
Roberto Zamarripa

Cd. de México (14 junio 2021).- 

Notas Relacionadas

‘Tenemos que reasignar el presupuesto’
‘De coalición electoral a frente legislativo’
‘Dimos el primer paso para corregir el rumbo’

México necesitaba un contrapeso. Y los mexicanos le dijeron “¡ya basta!” al Presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguran los líderes partidistas de Va por México.

Los dirigentes que integran la coalición opositora estuvieron en un foro organizado por Grupo REFORMA.

El panista Marko Cortés dice que se puso un freno al afán dictatorial; el líder del PRI, Alejandro Moreno, afirma que se detuvo la mayoría calificada que pretendía en el Congreso, y Jesús Zambrano, presidente del PRD, destaca que ya no puede hacer reformas constitucionales.

Y afirman: Morena ganó la elección protegido por el narco. “Vamos a un narcoestado”, advierte Zambrano. “Dice AMLO que la delincuencia se portó bien. ¡Pues con ellos!”, dice Cortés. La delincuencia está de su lado, asegura Moreno.

En sus consideraciones, coincidieron en que la alianza de sus partidos -que antaño competían separados y rivalizaban- era necesaria para poner un alto al Presidente, a Morena “y a la destrucción del País”.

Evalúan que México estaba tomando un rumbo autoritario “dictatorial” y que debilita a las instituciones con la amenaza de un control absoluto de poder.

En la conversación con Grupo REFORMA aseguran que la alianza opositora que obtuvo 198 diputaciones en el Congreso, un 42 por ciento de la votación en los comicios del 6 de junio, se mantendrá hasta la elección presidencial de 2024 y en las elecciones estatales previas también irá con programa y candidaturas comunes.

“Quien le juegue de lacayo le hace el juego a Morena”, apunta el priista Moreno en el centro de las miradas tras la declaración del Presidente López Obrador de que buscaría al PRI para lograr la mayoría calificada en el Congreso.

“México requería un contrapeso, un equilibrio. Quien le dijera un ¡ya basta! (al Presidente) fueron los mexicanos y gracias a eso la coalición pone un alto a Morena y esos intentos autoritarios; esos intentos dictatoriales tendrán un freno”, expresa Marko Cortés.

“A partir de este 6 de junio lo peor de este gobierno de cuarta ya pasó. México cuenta con un bloque de protección constitucional; deben estar tranquilos porque vamos a mantenernos unidos en lo fundamental”, insiste el líder blanquiazul.

Zambrano afirma que en el Congreso la alianza Va por México no sólo buscará reorientar el presupuesto, sino también pedir cuentas sobre la política contra la pandemia y frente a la tragedia de la Línea 12. Y es severo contra el Presidente López Obrador.

“En lugar de asumir que perdió la mitad del electorado y que entonces debieran buscar entenderse con esa otra mitad del País, se ha asumido más descaradamente en jefe de partido. Anda diciendo que ‘ganamos tantos y tantos’. Debiera comportarse como un verdadero Jefe de Estado. Va a andar haciendo campaña allá en el territorio seguramente protegido por el narco. Lo aseguro sin temor a equivocarme, y con toda responsabilidad, subrayo, y con las consecuencias que tenga”, indica.

Alejandro Moreno insiste en que el freno de la mayoría calificada no sólo ayudará a los contrapesos legislativos y políticos, sino que significa el principal logro de la coalición. Y demuestra, dice, que Morena no es invencible.

“Estamos iguales, estamos parejos. Claro que se le puede ganar a Morena porque ya les ganamos. Aquí en el corazón, en la Ciudad de México, aunque no lo reconozcan, les dimos un golpe brutal. La coalición es exitosa. Es un compromiso seguir fortaleciéndola e impulsándola. Quien pretenda dividir a la oposición, quien critique y no proponga, quien quiera jugar de lacayo y esquirol, lo único que quiere es hacerle el servicio a Morena”, sostiene.