Después de la caída estrepitosa que sufrió el PRI  en las elecciones de 2018, se veía muy difícil que pudiera levantarse. Sin embargo el hecho de que een 2020 en Coahuila ganara con “carro completo” las 16 diputaciones locales y en Hidalgo ganara 32 alcaldías, incluida Pachuca, su capiital, les permitieron recobrar la esperanza para este 2021. Las encuestas de los últimos 6 meses mostraban que iba a tener una mayor votación y más diputados federales que el PAN, lo que finalmente no ocurrió. Muy contados fueron los estados donde los priístas obtuvieron buenos números, como en  el Estado de México, y también Coahuila, donde el gobernador Miguel Riquelme, además del triunfo citado en el Congreso, ahora ganó 5 de 7 diputaciones federales e importantes alcaldias como Torreón, la capital, y Saltillo, entre otras. Foto de Twitter.