Lugar:
Fuente:
EFE/Milenio

El Congreso de Brasil aprobó la privatización de la empresa eléctrica, en que se reducirá la participación del Estado a sólo el 45 por ciento; el resto de la compañía estará a cargo de accionistas privados.

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este lunes un proyecto que hace viable la privatización de la empresa eléctrica Eletrobras, la mayor del sector en América Latina, mediante la emisión de nuevas acciones sin la participación del Estado.

Por 258 votos a favor y 136 en contra, el pleno de la Cámara de Diputados dio luz verde al denominado “texto base”, que define las líneas generales de la medida, respaldada por el Senado el jueves pasado en una ajustada votación.

Según cálculos provisionales, la privatización de Eletrobras, a través de ese proceso de capitalización, podría rendirle al Estado brasileño unos 12 mil millones de dólares.

Los diputados ya habían aprobado el proyecto en mayo pasado, pero tuvieron que volverlo a analizar este lunes después algunas alteraciones introducidas por el Senado la semana pasada.

El aval definitivo del Congreso se produjo casi al límite del plazo máximo para su aprobación, pues el texto fue presentado por el gobierno en la forma de “medida provisional”, una suerte de decreto que requiere el apoyo de los legisladores y tiene una validez por tres meses, que en este caso acababa el miércoles.

Eletrobras es la mayor empresa eléctrica de América Latina.

La medida abre las puertas a la privatización de Eletrobras, un asunto que llevaba estancado en el Congreso desde el gobierno de Michel Temer y que la administración de su sucesor, Jair Bolsonaro, ha querido darle un nuevo impulso, dentro de su ambiciosa agenda de privatizaciones y concesiones de activos públicos.

En este marco, se calcula que se reduciría la participación pública en la compañía del actual 60 por ciento a cerca de un 45 por ciento, a través de una oferta pública de acciones en la bolsa de Sao Paulo, de la que se abstendrá de participar el Estado. Además, el Estado brasileño se reserva una “acción dorada”, que le daría poder de veto en decisiones estratégicas de la empresa.

Ante la expectativa de la aprobación en la Cámara Baja, las acciones de Eletrobras, que es la mayor empresa de energía de Latinoamérica, responsable por alrededor de un tercio de la generación en Brasil, subieron este lunes en torno a un 3 por ciento.

De acuerdo a los cálculos del gobierno, el proceso de capitalización pudiera suponerle unos ingresos cercanos a los 60 mil millones de reales (de unos 12 mil millones de dólares) y sería realizado hasta el primer trimestre de 2022.

Eletrobras posee cerca de la mitad de las líneas de transmisión y subestaciones del país, con una extensión sumada de más de 70 mil kilómetros de tendidos eléctricos y una capacidad instalada de generación de en torno a los 50 mil megavatios (MW).

El año pasado, la firma estatal obtuvo un beneficio neto de 6 mil 387 millones de reales (unos mil 270 millones de dólares), un valor 43 por ciento menor respecto a 2019, debido al peor desempeño en el segmento de generación, entre otros factores.