La Junta de Gobierno del Banco de México incrementó la tasa de interés interbancaria a 4.25%, un incremento de 0.25 puntos, al incorporar el comportamiento reciente de la inflación y el riesgo de afectación que sí puede generar en la formación de precios. La decisión fue tomada por mayoría, con dos votos en contra. La nota es de Yolanda Morales en “El Economista”. Foto de Wikipedia.