Carrusel, General, Noticias

Lluvias marcan inicio de temporada de chicatanas en Veracruz

Lugar:
Fuente:
E-Consulta-Veracruz

Las hormigas madre de las “hormigas arrieras” comenzaron su ciclo reproductivo tras iniciada la temporada de lluvias.

 

La temporada de lluvias se acerca y con ella las hormigas chicatanas, una clase de insecto volador que se da en la región mixteca de México, pero también en la zona montañosa central de Veracruz. 

Las hormigas chicatanas forman parte del grupo de hormigas conocido como “hormigas arrieras”, quienes recolectan hojas y “arrancan el pellejo” si te llegas a topar con ellas, sin embargo, las chicatanas forman parte de la cultura y gastronomía mexicana.

Chicatanas, hormigas gigantes que se comen en Veracruz

Durante los primeros días de lluvias, las chicatanas se reproducen formando hormigueros con grandes cantidades de hormigas de 18 a 30 milímetros de largo con alas alargadas, quienes en estas épocas realizan un vuelo nupcial para fecundar a la reina, es decir, las hormigas machos giran alrededor de la hormiga reina para transferirle un paquete de semen con el que buscan reproducir a la realeza.

Los amantes de platillos con chicatanas prefieren esperar a que las hormigas salgan por sí solas, pero existen otros que destruyen los hormigueros, lo que no es recomendado, pues evita la regeneración de los insectos.

Ya sea en salsa de molcajete, con una tortilla hecha a mano o con un pedazo de queso, las chicatanas se volvieron el platillo imperdible de muchas casas veracruzanas, es por esto por lo que en E-Consulta Veracruz te mostramos cómo puedes comer a las chicatanas.

CHICATANAS EN SALSA 

Para hacer una salsa de chicatanas para cinco personas, necesitas 250 gramos (g) de hormiga, 250 g de chile de árbol, seis dientes de ajo, una cebolla blanca, 500 g de jitomate, aceite de tu elección y sal al gusto.

1. Lo primero que necesitas hacer es tostar las chicatanas (sin cabeza y alas) en un sartén, cuidando que no se quemen.

2. Asa los chiles, los ajos y los jitomates.

3. Remoja los chiles en agua caliente hasta que se suavicen.

4. Licua (en caso de licuadora) o muele (en caso de molcajete) todos los ingredientes pasados.

5. Pica la cebolla.

6. Agrega aceite al sartén prendido.

7. Fríe la cebolla en ese aceite.

8. Ya que la cebolla esté transparente, fríe la salsa que licuaste y agrega la cebolla.

9. Agrega sal al gusto.

10. Listo, tienes salsa de chicatana.

CARNE DE PUERCO CON CHICATANAS 

PIZZA CON CHICATANAS 

Existen muchas formas en las que puedes comer las chicatanas, además, trae muchos beneficios a tu salud.

De acuerdo con Gourmet México, comer chicatanas ayuda en el tratamiento de la artritis reumatoide, tiene bajos niveles de grasas saturadas, posee propiedades antibacteriales y son fuertes en proteínas.

Por otro lado, es importante aclarar que, a pesar de no ser un animal en peligro de extinción, de no existir hormigas se produciría un caos global, según Ecología Verde, portal web especializado en el medio ambiente, así que, no destruyas sus hormigueros.