Carrusel, Economia y negocios, Noticias

Volswagen México retomará su producción tras el paro por desabasto de semiconductores

Lugar:
Fuente:
El Economista

La compañía afirmó que “no pueden descartarse posibles ajustes futuros”, sin embargo, aclaró que la expectativa general es de una mejoría en el suministro de los chips en la segunda mitad de 2021.

 

 

Volkswagen de México anunció que a partir de esta semana reincorpora sus vehículos JettaTiguan y Taos a la línea de ensamble, luego de que en junio no se produjeron estos modelos en la Planta de Puebla ante el desabasto de semiconductores a nivel mundial.

Aun cuando reconoce el escenario complejo de la falta de semiconductores para el ensamblado de algunos de sus modelos, la empresa alemana confió en que durante el segundo semestre del año se reestablezca la problemática.

“Grupo Volkswagen ha estado trabajando intensamente para minimizar los efectos del desabasto global de semiconductores en la producción del Grupo, la producción no ha sido afectada a gran escala; aunque asumimos que el suministro de semiconductores continuará siendo complejo en los próximos meses, pero también alcanzará un punto de solución a la crisis de abasto”, refirió a través de un comunicado.

Frente a este escenario, y tras llevar a cabo un ajuste a su programa de producción durante junioVolkswagen de México prepara un regreso a las actividades para sus tres segmentos de manufactura.

“Los arranques para los modelos Jetta, Taos y Tiguan se llevarán a cabo de forma independiente y en diferentes fechas a partir de la presente semana y durante el mes de julio”, informó.

Desde principios del 2021 y hasta la fecha (junio), la armadora alemana ha procedido a realizar de forma alternada paros técnicos en sus tres líneas de producción, en donde la fabricación de los modelos Tiguan, Taos y Jetta, se ha visto afectada, debido a la falta de semiconductores.

La crisis llevó que en mayo, VW detuviera labores por más de dos semanas y en junio paró completamente operaciones.

De enero a mayo, VW ha fabricado 136,961 vehículos, que representa 40% más con respecto al mismo periodo del 2020, cuando se enfrentó el cierre total de actividades por la pandemia del Covid-19.

La reducción significativa en el abasto de semiconductores ha provocado varios cuellos de botella en muchas industrias alrededor del mundo (fabricantes de aparatos electrónicos, computadoras y dispositivos de comunicación, entre otros), donde el sector automotriz no ha sido la excepción.

“Esta situación, junto a la creciente demanda de dispositivos electrónicos, la recuperación paulatina de los mercados de vehículos y de los propios dispositivos electrónicos a nivel mundial, han provocado que la industria automotriz en general también haya experimentado un cuello de botella desde el inicio del año”, reconoció Grupo VW.

El resultado de lo anterior son los ajustes en toda la industria de producción de vehículos que afecta a las marcas del Grupo Volkswagen.

La automotriz aclaró que pese al panorama de una pronta solución al abasto de chips, “no pueden descartarse posibles ajustes futuros…  Existe la expectativa general de una mejoría en el suministro de semiconductores en la segunda parte del año”.

kg