“Conozco a Salvador Tapía de toda la vida, coincidimos mucho de colegio. Salvador siempre sacó excelentes calificaciones, un niño muy  disciplinado, ordenado e inteligente. Siempre por los primeros lugares en el cuadro de honor. Hoy, Salvador se ha convertido en lo que siempre quiso ser, un hombre serio, trabajador, disciplinado, un señor culto que es el Secretario de Administración y Finanzas de la Universidad Veracruzana, donde ha sido un excelente funcionario. El hombre ha salido avante, gracias a su entereza y dedicación, le ha entregado buenas cuentas a Sarita y eso es de aplaudir. Toda su vida la ha desarrollado en la UV.  La realidad es que si su aspiración se da, vendría a darle un aire renovado a la institución”. Lo escribió hace unos meses Elsbeth Lenz en su “Política en rosa”. Foto de “Universo”.