Otra vez abro paréntesis para comentar, antes de entrar en materia, un hecho sucedido apenas hace unos meses  que me llenó de nostalgia y melancolía. El  20 de marzo de 2020 murió la leyenda de la música country, Kenny Rogers. Tenía 81 años el nacido en Houston, Tx, (21 de agosto de 1938). Ya les he platicado que en mis épocas de secundarista, en casa teníamos un pequeño radio Panasonic AM y FM, más una o dos bandas más, como de onda corta, que en aquellas noches de la adolescencia, ya entradas las primeras horas del día siguiente, acostumbraba sintonizar una estación de San Antonio, Tx., cuya especialidad era la música country o texana, la KKYX, que en las madrugadas pasaba un programa denominado ‘The Legends of Country Lives’. Ahí, muy chavo, le agarré gusto al género con cantantes legendarios como Johnny Cash y ya empezaban a sonar Dolly Parton, Willie Nelson y Kenny Rogers. Hay quien dice que el country nos empezó a gustar a los mexicanos a partir de la película ‘Urban Cowboy’ (‘Vaquero de la ciudad’, 1980) protagonizada por John Travolta y Debra Winger (la de ‘Reto al destino’, junto a Richard Gere) bajo la dirección de Jeff Bridges, cosa que muy probablemente sea verdad, pero yo ya la escuchaba desde antes. Muchos ya habíamos escuchado ‘Jinetes en el cielo –esta hasta la cantó Pedro Vargas-, ‘Apache’ y ‘Caravana’. Total, que toda esta entrega empezó porque murió Kenny Rogers, que en México será recordado por ‘The Gambler’, ‘The Coward of County y por ‘Lady’, que es una hermosa balada. Pero a lo que iba, que es el tema central de esta entrega, es que antier 10 de abril se celebraron los 50 años de que el cuarteto de Liverpool se disolvió oficialmente. La versión fue que pudo más la relación irreconciliable de John Lennon con Paul McCartney, como una especie de guerra de vanidades entre los dos máximos talentos de la composición, aunque otras versiones hablan de que los cuatro ya tenían cada uno sus propios proyectos a nivel individual. Paul fue el primero que anunció su separación del grupo, ya tenía listo un larga duración junto a Linda Eastman, su esposa en aquel entonces. De ese primer disco como “solista” desctacó ‘May be I’m Amazed (‘Tal vez estoy sorprendido’), dedicada a Eastman, del álbum ‘McCartney, lanzado el 17 de abril de 1970 bajo el sello discográfico de Abbey Road Studios. ¡Qué fechas, carajo, dentro de esta pandemia. Foto de “Animal político”. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.