Cosmovisión

Por: Raúl López Gómez

 

Juan Manuel Unánue: ratificado su triunfo

 

Fue declarada como improcedente la impugnación en contra de la elección de Juan Manuel Unánue en la alcaldía de Boca del Río, misma que se da como válida en los resultados de la elección, y la entrega de la constancia de mayoría, sin problema.

 

El Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), ratificó el triunfo inobjetable de Juan Manuel Unánue Abascal como alcalde electo de Boca del Río, al declararse como improcedente la impugnación del Partido Cardenista en contra de los resultados de la elección del pasado mes de junio.

 

Se validan los resultados de la elección, y la entrega de la constancia de mayoría a Juan Manuel Unánue, como alcalde electo de Boca del Río.

 

El documento del TEV acuerda que: “se resuelve el recurso de inconformidad al rubro citado, interpuesto por el Partido Cardenista, en contra de los resultados del cómputo municipal, la declaración de validez de la elección y la entrega de la constancia de mayoría a la fórmula postulada por el Partido Acción Nacional, referente a la elección del Ayuntamiento de Boca del Río, Veracruz por actos realizados por el Consejo Municipal del Municipio mencionado y el Consejo General, ambos del OPLEV”.

 

En la resolución “se confirman los resultados consignados en el acta de cómputo municipal de la elección del Ayuntamiento de Boca de Río, Veracruz, la declaratoria de validez de la elección y la entrega de la constancia de mayoría, emitidos por el Consejo Municipal responsable, por las razones expuestas en la presente sentencia”.

 

Además, pide notificar personalmente al partido actor, en el domicilio señalado para tal efecto en sus respectivos escritos; “por oficio al Consejo General del OPLEV y al Consejo Municipal del OPLEV con sede en Boca del Río, Veracruz, por conducto del OPLEV, adjuntando a las notificaciones copia certificada del fallo; y por estrados a los demás interesados, de conformidad con lo establecido por los artículos 387, 388 y 392 del Código Electoral”.

 

En otro tema, una vez más el asunto de percepción o realidad, es el viejo dilema, sí el muy antiguo debate de siempre en la vida política nacional, más “Real que nunca”, en el presente en México, en torno a que los astros se alinean en favor del senador zacatecano Ricardo Monreal, como el más viable, fuerte y sólido aspirante a la presidencia del país en el 2024, por méritos propios, y además por la cercanía con AMLO, Morena y a la fortaleza jurídica que se le ha dado a la Cuarta Transformación desde el Senado de la República, producto de su fino trabajo político.

 

Y todo comenzó, con los lanzamientos de algunos de los nombres de los posibles candidateables en la conferencia Mañanera por parte del presidente AMLO, en donde en el primer bloque dejó fuera y sin mencionar al senador Ricardo Monreal, pero luego cuando el canciller Marcelo Ebrard se autodestapó con sus amigos y equipo de trabajo en el estado de México, sede del grupo Atlacomulco, que tanto daño le hizo al país con Peña y demás, el presidente de inmediato hizo mención al más viable, y que es desde los líderes parlamentarios.

 

Por eso, lo que se dice que en política “la forma es fondo”, desde los tiempos de don Jesús Reyes Heroles, es cierto, AMLO, buscará entre muchos al mejor sucesor o sucesora, pero por lo pronto Ricardo Monreal, es el más viable por múltiples atributos de capacidad, experiencia y sobre todo de ser reconocido como un gran operador político.

 

Y como dicen que vale más una foto que mil palabras, que bien se puede decir es el cartón de Magú en la Jornada en donde desde adentro del Palacio Nacional, las voces que se escuchan son coincidentes a Ricardo Monreal, simplemente por no tener nada que ver en ese peso de mucho lastre con el caso de la línea 12 del Metro, que trae nerviosos a más de tres de los suspirantes. Así las cosas.