Un grupo de priístas, con Fernando Lerdo de Tejada a la cabeza, conformaron una corriente crítica interna,  que está favor de la refundación del partido. Pidieron la renuncia de los dirigentes nacionales quienes, dijeron, sólo atenderían al partido de medio tiempo ya que en septiembre asumirán como diputados federales, y por los resultados electorales. Lanzaron un llamado a que se realice una Asamblea Nacional “a la brevedad”. La nota es de “Expansión  Política”. Foto de Twitter.