“Me han sucedido muchas cosas en mi vida como cantante. En Hermosillo, el locutor que también era empresario, me ordenó que nombrara yo a los personajes que estaban presentes: el gobernador y otros. Naturalmente que no los nombré porque no me correspondía a mí hacerlo. A la salida me dijo que me iba a retener el sueldo porque lo había desobedecido. No esperé ni a que saliéramos a la calle, agarré una botella y se la quebré en la cabezota. Con los artistas no se juega y menos conmigo”. Lo escribió  en 1978 Irma Serrano “La Tigresa”- ya tiene 87 años- en “A Calzón Amarrado”. Foto de “Puro Show”.