La Cruz Roja nació en Ginebra. Fue fruto de la iniciativa de algunos banqueros suizos, que quisieron brindar socorro a los heridos que quedaban abandonados en las guerras. Gustave Moynier, el primer presidente, encabezó durante más de 40 años el Comité Internacional. Explicaba que la Cruz Roja era una institución inspirada en la moral evangélica. Lo escribió Eduardo Galeano en su libro “Espejos”. Foto de Wikipedia.