De acuerdo con un reportaje de Televisa, la comunidad José López Portillo, enclavada en la Selva de Chimalapa, en Oaxaca, de 150 habitantes, permaneció durante año y medio sin  ningún caso positivo de covid-19, pero llegó una persona de fuera, a visitar a su familia, infectó a ésta y luego a casi toda la comunidad. Ahora ya están recibiendo trsatamiento médico y todos andan con cubrebocas. Foto de “Salud Oaxaca”.