Suspiros y lágrimas, así fue la mañana del 23 de agosto de 1954 en Xalapa, cuando la Locomotora tipo Pacific partía de la antigua estación del Ferrocarril Interoceánico  con rumbo a la flamante estación “Nueva”, por los rumbos de la avenida Miguel Alemán. Cientos de familia se congregaron para dar el último adiós. a la estación. Lo publican enla Página “Xalapa Antiguo, análisis y opinión”.