El terremoto de magnitud 7.2 que se suscitó hace unos días en Haití ya arroja como saldo mil 300  fallecimientos y cuantiosos daños materiales, agravando la difícil situación del país más pobre de América Latina y uno de los má pobres del mundo. Para colmo de males el covid-19, el conflicto político y que se anuncia una próxima tormenta tropical que usualmente también ha provocado muchos daños en el país. La información es de EFE y  la publica “Forbes México”. Foto de Twitter de “Haitienep”.