Maru Campos, la ex-alcaldesa de Chihuahua en dos ocasiones consecutivas, sufrió persecución  política y judicial del mandatario actual, Javier Corral; hace poco se infectó de covid-19, pero ya puede estar tranquila porque ayer sábado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó la validez de la elección y el próximo día 8  rendirá protesta como gobernadora del Estado de Chihuahua. Y Marko Cortés ya la enlistó como probable para el 2024, si hace buen trabajo. . La nota es de “La Razón”. Foto de “Cuartoscuro”.