Lugar:
Fuente:
AP/ La Jornada
Ap.

 Washington y México renovaron el martes una serie de acuerdos para proteger los derechos de los mexicanos y mexicanos-estadounidenses que trabajan en territorio norteamericano.

Los pactos, sellados en la embajada de México en Washington, buscan combatir los abusos contra trabajadores mexicanos, independientemente de su nacionalidad o estado migratorio, dijo la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC, por su nombre en inglés).

En el evento estuvieron la presidenta de la EEOC, Charlotte Burrow; el secretario de Trabajo, Martin Walsh, y el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, entre otros funcionarios.

“El acuerdo de hoy con México consolida el compromiso de la EEOC de garantizar que los empleados inmigrantes, independientemente de su estado migratorio, comprendan que están protegidos por nuestras leyes”, dijo Burrows en un comunicado de prensa.

Añadió que también “tienen derecho a recibir un trato justo y no sufrir discriminación en el trabajo”.

Los acuerdos renovados incluyen una declaración conjunta en la que ambos gobiernos expresan su intención de seguir fortaleciendo su cooperación en leyes laborales.

“Brindarles seguridad jurídica y protección a los trabajadores migrantes es una de las prioridades principales para el presidente (mexicano) López Obrador”, dijo el embajador Embajador Moctezuma, de acuerdo con un comunicado de prensa de la EEOC. “Nos comprometemos a consolidar alianzas duraderas con socios valiosos para luchar contra los abusos y las prácticas ilegales”, señaló.

Walsh, por su parte, explicó que se trata de acuerdos que ayudan a garantizar que todos los trabajadores en Estados Unidos tengan derecho al pago total de sus salarios y un lugar seguro para trabajar.

Foto de Reuters en Milenio.