Lugar:
Fuente:
Milenio Digital

Especialistas detectaron grietas que elevan los riesgos de una mayor inestabilidad en la zona, que en las últimas horas tuvo un movimiento.

ANA SALAZAR, ALICIA RIVERA Y MONSERRAT MATA

Ricardo de la Cruz Musalem, subsecretario General del Gobierno del Estado de México, informó que la búsqueda y rescate de posibles víctimas que quedaron entre los restos del Cerro del Chiquihuite fue suspendida ante el riesgo de otro derrumbe.

El funcionario añadió que se reiniciarán los trabajos cuando concluyan los estudios que realizan los ingenieros de diferentes instituciones, para llevar a cabo las tareas de rescate controladas y seguras. Además ampliarán el perímetros de seguridad.

Precisó que redujeron el número de rescatistas en la zona del deslave debido a que detectaron grietas que elevan los riesgos de una mayor inestabilidad en la zona, que en las últimas horas tuvo un movimiento.

 

De la Cruz Musalem agregó que que inicialmente se reportaron diez personas desaparecidas, pero que ya se confirmó que son tres personas que están entre los escombros.

 

“Tenemos ya contacto con la familia y estamos hablando de tres posibles víctimas que se encuentran entre los escombros, entre ellos niños”, dijo el funcionario, sin especificar el número de menores.

El funcionario especificó que en las últimas horas aparecieron personas que se habían reportado como posibles víctimas, por lo que redujo el número de personas que pudieron haber quedado sepultadas. No obstante resaltó que no hay un número definido.

“Permaneceremos en este lugar el tiempo que sea necesario, pues se emprende una batalla para estabilizar la ladera del cerro y contra el clima, pues existe una amenaza de lluvia”, detalló.

Había exceso de rescatistas

La tarde de este sábado, rescatistas de Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Guardia Nacional y otros grupos descendieron de la zona de desastre para minimizar riesgos y dar mayor estabilidad a la zona ante la posibilidad de que se suscite un nuevo deslave, pues ayer llegaron a la zona de emergencia más de 560 rescatistas que, afirmaron, no eran necesarios, pues sólo se permitían células de ocho.

Explicó que la presencia de estos grupos y su movilización inyectaban mayor presión a la zona de emergencia y aumentaban los riesgos de un segundo deslave para los habitantes de las inmediaciones y de los propios rescatistas que laboran en la búsqueda de posibles víctimas.

 

De la Cruz comentó que se redujeron las cuadrillas en el área para operaciones de búsqueda y rescate y voluntarios civiles, pues en la zona del desgajamiento del cerro se detectó una roca de más de 200 toneladas de peso.

Insistió en que es necesario reestablecer las condiciones de seguridad para hacer una búsqueda y rescate controlada y sobre todo segura. “Se tiene que hacer una búsqueda más adelante con maquinaria, cuando este estabilizado el talud, de lo contrario, la vibración y su peso podría generar un problema adicional”, alertó.

Restablecerán la seguridad

El funcionario afirmó que la prioridad “es salvaguardar la vida de en la periferia de la zona siniestrada, concretar una búsqueda y rescate controlada para garantizar que los cuerpos de emergencia que están en activo laboren bajo condiciones de seguridad mínima”.

En entrevista colectiva advirtió que todavía son visibles las grietas, por lo que expertos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y del Colegio de Ingenieros revisan la zona para minimizar riesgos que podría ocasionar la inestabilidad de los escombros.

 

Llaman a evacuar la zona

“El riesgo persiste” y es necesario que las familias ubicadas en la periferia del desastre evacuen la zona, por su propia seguridad y por la de los rescatistas que laboran, ante una eventual fractura que provoqué un talud, reiteró el funcionario.

Especificó que para garantizar los bienes patrimoniales de las 80 viviendas que es necesario evacuar, mientras que notarios públicos recorren las casas para pedir a los ocupantes que recurran a los albergues.

 

De la Cruz Matusalen indicó que se están destinando todos los recursos gubernamentales disponibles para ayudar a las víctimas en las zonas donde cuatro casas fueron destruidas y otras más están en riesgo.

La Secretaría General del Gobierno del Edomex reiteró el llamado a la población en general a mantenerse fuera del perímetro de la zona cero en la colonia Lázaro Cárdenas donde trabajan grupos de rescate especializado en la búsqueda de víctimas del desgajamiento.

Hasta 100 toneladas de peso

Por la mañana, en entrevista televisiva con MILENIO Televisión, Musalem explicó que en la zona hay rocas de 50 y hasta 100 toneladas de peso y que para los trabajos de búsqueda se tiene que utilizar maquinaria, “se tiene que estabilizar la ladera, hacer trabajos de mecánica y podrían ocasionar vibraciones. No queremos generar un daño adicional a la pérdida de vida que tuvimos ayer”.

 

Reconoció que los mexicanos somos muy solidarios, pero han llegado demasiados grupos de rescate de otros estados y no se les puede permitir el acceso por el riesgo que persiste de otro desprendimiento de rocas, lo que dejaría más daños a la población y les pidió acudir a la estación de bomberos de Tlalnepantla Oriente para que se anoten en una lista, en caso de ser requerido se les llamará.

El riesgo persiste hoy tenemos condiciones de lluvia, eso generará un riesgo adicional, los apuntalamientos que podamos poner arriba, estructuralmente no son efectivos cuando llueve y tampoco cuando hay piedras de gran tamaño, los especialistas nos dicen que puede pesar más de 200 toneladas una de ellas”.

No son necesarios los víveres

El funcionario sostuvo que no se necesitan víveres, sino que lo más importante es despejar la zona de desastre para que los equipos especializados puedan trabajar.

La prioridad es resguardar a los habitantes de este lugar que siguen habitando sus casas, por ello este día se les entregaron notificaciones con presencia de notario público para que tengan conocimiento de que se encuentran viviendo en una zona de riesgo, recordó.

Del mismo modo dijo que se estableció un perímetro de seguridad, por parte de los tres órdenes de gobierno, a fin de evitar los saqueos o actos de inseguridad durante la noche.

 

Exhortó de manera respetuosa a evacuar lo antes posible estos domicilios, ya que entre más rápido se puedan realizar estos trabajos, se puede dar celeridad a otras tareas.

“En la medida en la que la gente nos ayude a evacuar, estará más segura la zona y podremos avanzar más rápido”.

El funcionario estatal también subrayó que continúa la presencia de los tres órdenes de gobierno en la zona, incluyendo a la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), el Ejército Mexicano, la Guardia Nacional, la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo del Estado de México, así como las instancias de seguridad, bomberos y protección civil del municipio