A la toma de protesta de Miguel Alemán Velasco, como gobernador de Veracruz, vino como invitado especial el cantante español Raphael. Y se llevó a cabo una comida en el beneficio de Manuel Fernández Avila. Y se provocó el encuentro entre Toño Limón y el Divo. Desde luego que se le advirtió a Raphael que conocería a un Notario público muy parecido. Cuando lo vió exclamó: «Pero yo no soy tan guapo como el abogado». La platicó Rafael Hernández Matías. Esa es una versión, ya hemos escrito la otra afuera de los camerinos del Hotel Xalapa durante una presentación del cantante, en que los dos «se mandaron muy lejos», en el sexenio de Hernández Ochoa..Foto de AAPP.