El Hotel Salmones fue construido en la década de los cuarenta, con estilo sobrio y elegante. En su momento albergó la terminal del ADO y el primer café «La Parroquia». Al cambiar de domicilio, se abrió una fuente de sodas, la cual tenía una rockola; una de sus especialidades era coca cola con nieve de limón, sin pasar por alto el sitio de taxis 30-00. Era una visita obligada para quienes llegaban a Xalapa. Lo publicaron en la Página «Xalapa Antiguo, análisis y opínión». Foto de «México Fotográfico».