Oriundo de Teocelo, ha laborado durante muchos años en los tres niveles de la administración pública. Es gran conversador, muy ameno y con muchas anécdotas. Una de ellas se refiere a que cuando era muy gordito, un día, ya hace años, que andábamos con el finado C:P. Darío Martínez Silva, en la CDMX, notó que nuestro chofer era muy gordito, y le preguntó a Darío -¿crees que me vaya yo a poner así?. -Y Darío le respondió, en broma: -«sí bajas unos 20 kilos, sí». Es muy bueno para la música, en 1964 creó en Teocelo la «Sonora Sensación» y en los festejos de amigos canta muy bien y anima mucho. Foto de Carlos Estrada.