Marco Antonio Muñoz Turnbull fue gobernador de Veracruz a los 36 años, de 1950 a 1956. «Durante su sexenio se fundó el Imstituto de Pensiones del Estado, se crearon nuevas escuelas y facultades de la Universidad Veracruzana, se promovió la cultura y el arte, se abrieron importantes vías de comunicación y se fomentó la producción agropecuaria. Ejerció el poder con mucha mesura y probidad, tuvo buena relación con los ciudadanos a los que gobernó y por esa razón se definia como un «Político del  pueblo». Así lo citan en el libro de Manuel Munguía Castillo, de Editorial Las Animas.. Yo recuerdo que cuando asistía a los Informes de Gobierno de Murillo Vidal, Hernández Ochoa y Acosta Lagunes, Marco Antonio era, siempre,  el ex-gobernador más aplaudido por los asistentes. Foto de Instituto Franklin.