Bienvenida a la era del aprendiz móvil.

La crisis sin precedentes por la llegada del coronavirus (COVID-19), aceleró de forma significativa la digitazación de muchas tareas productivas en las organizaciones, produciendo cambios esenciales en los paradigmas del trabajo tradiconal, por la integración de diversas herramientas digitales y la utilización de las tecnologías de la información y comunicación.

Derivado de lo anterior, es apremiante redefinir los esquemas tradicionales de educación, entrenamiento y en general la formación a lo largo de la vida, para hcer frente a la nueva realidad que vive la sociedad.

En la actualidad hay dos opciones tecnológicas que cada vez más están al alcance de la sociedad y, que además representan un enorme potencial para adquirir o mantener actualizados los conocimientos y habilidades de los ciudadanos, me refiero al Internet y el Celular. La utilización adecuada de éstas tecnologías le permite a cualquier individuo, estado o país, desarrollar una ventaja competitiva sin precedentes.

 

Crecimiento significativo de la telefonía celular

 

Con base en el “Informe de Conectividad Global 2021” de “We Are Social y Hootsuite”, asegura que hasta el momento el mundo cuenta con 4,660 millones de internautas, lo que representa una penetración del 59.5 por ciento. Así mismo, indica que existen 5,220 millones de usuarios de telefonía móvil, con una penetración del 66.6 por ciento de la población mundial, de los cuales 4,150 millones son usuarios activos de internet vía móvil, lo quiere decir que el 53.6% de la población mundial accede a sus contenidos favoritos y navega por medio de su Smartphone.

 

Del mismo modo, Cisco prevé que para el año 2022 alrededor del 60% del tráfico mundial de Internet tendrá lugar a través de dispositivos móviles, donde los usuarios podrán realizar casi todo lo que solían hacer exclusivamente en sus equipos de escritorio. Por lo que, al considerar que el número de usuarios móviles es mucho mayor que el de las computadoras de escritorio, representa para la sociedad una oportunidad inigualable para adquirir y fortalecer las nuevas competencias que la sociedad requiere para encarar con éxito las exigencias del mercado laboral en la era digital.

 

Crece el uso de la telefonía celular en México

 

En México los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH 2020, INEGI, SCT y IFT) estima que en el país había 84.1 millones de usuarios de internet de seis años de edad o más, y representaban el 72.0 por ciento de la población total en ese rango de edad (78.3 por ciento ubicada en área urbana y 50.4% en zonas rurales). En el mismo periodo, 75.5 por ciento (88.2 millones) de seis años o más utilizó el teléfono celular, de estos nueve de cada diez usuarios (91.8 por ciento) disponían con celular inteligente (Smartphone). Además, hubo un aumento de los usuarios que se conectan a internet a sus contenidos favoritos por medio de su celular inteligente, pasando de 93.4 por ciento en 2018 a 96.0% en 2020. Mientras el 38.0 por ciento de los usuarios se conectó a través de una computadora de escritorio, y el 33.7% lo hizo por medio de una computadora portátil.

 

Proporción de usuaros de Internet y teléfono celular por entidad.

 

Respecto a la conectividad a nivel nacional, los resultados de dicha encuesta indican que las entidades ferderativas con valores más altos en la proporción de usuarios de Internet fueron Nuevo León (84.5%), Ciudad de México (84.4%). Baja California (84.3%) y Sonora (82.9%). Mientras que los estados que registraron valores más bajos fueron Chiapas (45.9%). Oaxaca (55.0%), Veracruz (58.9%) y Guerrero (60.3%).

 

En lo que se refiere a los usuarios de teléfono celular por entidad federativa, los estados con mayor número de usuarios con respecto a su población total fueron Sonora (87.0%), Baja California Sur (85.9%), Baja California (84.9%) y Nuevo León (84.4%), mientras los estados que registraron los valores más bajos fueron Chiapas (55.7%), Oaxaca (62.6%), Guerrero (65.7%) y Veracruz con un 65.7 por ciento.

 

El aperendizaje móvil, un nuevo paradigma educativo.

 

Las características futuristas de este dispositivo, con pantallas cada vez más grandes, nítidas y flexibles, permiten revisar contenidos con mayor comodidad, la capacidad para captar momentos en fotografía o en video, con zoom digital, lentes ópticos especiales, acercamientos con una resolución impensable hace unos años. La combinación de nuevas tecnologías de procesador con sensores ultrasónicos y memorias con más potencia y rapidez, y la aplicación de nuevos materiales han permitido el desarrollo de nuevas baterías con mayor disponibilidad de energía. Así como la facilidad para conectarnos a redes de alta velocidad (4G+, 5G), la integración con la inteligencia artificial (IA), el internet de las cosas (IoT), accesorios y widgets de última generación, hacen del celular una tecnología impresindible en el sistema educativo.

 

Las innovaciones y desarrollos tecnológicos han conviertido al celular móvil  en una potencial herramienta educativa y recurso didáctico multipropósito en el proceso de enseñanza-aprendizaje, como lo mencionan los profesores Francisco Brazuelo y Domingo José Galleg, el “aprendizaje móvil es la modalidad educativa que facilita la construcción del conocimiento, la resolución de problemas de aprendizaje y el desarrollo de destrezas o habilidades diversas de forma autónoma en cualquier momento y lugar, gracias a la mediación de dispositivos móviles portables”.

 

Conclusión.

 

Gracias al celular móvil, hoy más que nunca la educación es un derecho que está al alcance de todo ser humano. La inmensa mayoría de los habitantes del planeta, independientemente del rol que desempeña en la sociedad, ya sea como ama de casa, estudiante, académico, obrero o directivo, y sin importar su edad, clase social, raza, color, religión o el lugar en que se encuentre la persona, tienen acceso a una infinidad de sitios web, aplicaciones, redes sociales, plataformas y programas, donde puede encontrar información, productos y servicios móviles.

 

Al ocupar un lugar privilegiado en la vida cotidiana, si el celular se lo utiliza de manera consiente y racional, por parte de estudiantes, profesores, directivos, trabajadores y sociedad en general, se conviertirá en un gran aliado en la adquisición y actualización de conocimientos y habilidades. Lo cual representa un enorme potencial para preparar a la fuerza laboral que demanda urgentemente la Industria 4.0, además de atender oportunamente las necesidades de formación de capital humano de las generaciones futuras.

 

El desarrollo de la tecnología ha permitido que toda persona con un celular en la mano se convierta en un “aprendiz móvil”, el cual, está ávido de contenido, servicios digitales y, accesibilidad sin importar el espacio y el tiempo, por lo que, solo aquella sociedad que sea capaz de utilizar el celular como una poderosa herramienta para el aprendizaje a lo largo de la vida, se mantendrá vigente en la era digital.

 

 

Web Francisco Rangel Cáceres
Facebook Francisco Rangel Cáceres
Twitter @frangelcaceres