Recordamos que en 1982 cuando fuimos nombrados Delegados del PRI estatal en el norte del estado, nos llamó la atención que cuando llegamos a Chiconamel- ahora de moda por la elección extraordinaria de la alcaldía, que ganó el resucitado PRD-  al ver los autos entrar a la ciudad, la gente se espantaba y se escondía. Y en otro municipio., no recordamos si Chontla o Chalma, el presidente municipal era al mismo tiempo director de Correos y tenía otros dos cargos, y cuando lo fuimos a ver a Palacio  por la mañana nos dijeron que estaba en su casa. Fuimos Miguel Ricaño y yo a buscarlo,  y después de mucho tocar varias veces sin respuesta, vimos que estaba entreabierta una ventana, y ahí se veía, a las 11 de la mañana, al alcalde…  haciendo el amor. Foto de Inafed.