«Hombre a carta cabal y exitoso. Lo conocimos y vimos llegar como un joven fotógrafo en ciernes en 1979 en el Diario del Istmo de Coatzacoalcos, recién fundado por don Rubén Pabello Acosta.. procedente de su natal Champotón, Campeche, sin conocer a nadir del medio del puerto. Alfredo Valenzuela Calderón ahí se empezó a abrir paso  con esa audaz, innata y singular simpatía. Alegre, bohemio y con habilidades para tocar la guitarra. Se independizó en 1983 creando la Revista Fundamentos, que ahora maneja su hijo Alfredo. Murió una tarde de abril a los 57 años de edad. Que en paz descanse. Lo escribe Cevejara. Pintura al óleo de Ana Moreno.