Los extraordinarios atavíos de mujeres, el vestir de los hombres, los autos, tal vez un domingo de misa en las inmediaciones de la Iglesia del Calvario. Algunos años después sería demolida la casona de dos pisos junto a la araucaria, para construir la Escuela Revolución. Lo publican en la Página «Xalapa Antiguo, análisis y opinión». Foto de Oscar Hernández.