Esta tarde tuve el gusto de comer en el restaurante «La Estancia de los Tecajetes» de Avila Camacho con el Dr. en Derecho, Salvador Valencia Carmona. De entrada me obsequió un libro suyo: «Derecho, Autonomía y Educación Superior»,  de las pocas ediciones conjuntas entre la UNAM y el IPN. Me comentó que su padre, don Salvador Valencia Ortuño, además de ser un destacado maestro normalista, se desempeñó como Director de prensa estatal con el gobernador Marco Antonio Muñoz, Y me platicó muchas anécdotas de la política:  sobre don Jesús Reyes Heroles (el personaje que más le ha impresionado), de Jesús Silva Herzog «El Diamante Negro», de quien fue gran amigo y cercano colaborador, del Dr Rafael Velasco Fernández, también gran amigo y colaborador en la ANUIES y en la UV (pudo ser gobernador de Veracruz en la época de Luis Echeverría); de Genaro Borrego quien siendo Oficial Mayor del PRI Nacional tuvo una decidida participación para que Salvador fuera presidente municipal de Xalapa, ganándole la carrera a Manuel Fernández Avila- quien lo sucedió- y al finado Ricardo Olivares- su gran amigo; de don Fernando Gutiérrez Barrios quien lo apoyó para ser Rector de la UV. De sus inicios a los 18 años como Juez Municipal en Xalapa y después en Coatepec, de su paso también por la Delegación estatal del Infonavit, de las dos ocasiones en que fue diputado federal, Y también escuchó alguna anécdotas que yo le platiqué, mientras escuchábamos al piano la bella melodía «Amapola, lindisima amapola» y degustábamos unos camarones gratinados y un molcajete de chorizo y queso, acompañados de una copa de vino tinto español.  Foto de «Universo».