En realidad a Óscar, en su faceta de cantante ya lo conocí de adulto. Cuando llegué a México a cursar la profesional. Allá por el 78-79. Tarde si tomamos en cuenta que este trovador traía una ya una larga carrera que databa de 1963. Desde la primera vez que lo escuché conecté con su estilo, de lo que se conocía como nuevo canto latinoamericano, un poco una cruza con la canción de protesta que pusieron en boga en EE UU gente de la talla de Bob Dylan, Joan Baez, Cat Stevens e, inclusive, Simon and Garfunkel. Quién no recuerda las maravillosas interpretaciones de Baez del tema principal de la película ‘Sacco y Vanzetti’ (‘Here’s to You’) de 1971 (Guiliano Montaldo), ‘Los sonidos del silencio’ (1964) del que fue el dueto de Simon y Garfunkel y ‘La respuesta está en el viento’ (1963) de Dylan. Los años 60 fueron definitivos para el pensamiento libertario y emancipador de los jóvenes en todo el mundo, no hay que olvidar ‘Woodstock’ (1969), que fue como un grito de ¡acá estamos! Es precisamente en esos ambientes en donde surge el Óscar Chávez, siempre congruente, coherente, comprometido social y políticamente hasta el último día de su vida. Habría que ponerlo como justo homenaje a su memoria junto a otros grandes como Luis Eduardo Aute, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat; el uruguayo Alfredo Zitarrosa y los argentinos Atahualpa Yupanqui y Mercedes Sosa. Un grande indiscutible nuestro gran Óscar, que además supo trascender el tiempo, los que fuimos jóvenes antes lo vitoreamos y los de hoy también lo llegaron a amar, coreando sus canciones conmovida y rabiosamente. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "Necesaria la experiencia para saber cualquier cosa. 2) No hay nadie tan humilde, que no tenga para dañar. 3) Reino en lugar ajeno no está seguro. 4) Para bien obrar, el que da debe olvidarlo luego, y el que lo recibe, nunca. 5) Los demasiados frutos no llegan a madurar. 6) Sé útil primero a los demàs, si quieres ser útil a ti mismo. 7) Muy pocos aciertan antes de errar. 8) La ambición por la honra nunca mira obstáculos. 9) Feliz quien desprecia la fortuna. 10) Las buenas costumbres se conforman unas con otras, y por eso duran. 11) Lo que de raìz se aprende, nunca del todo se olvida. 12) Obedecer a Dios es libertad". Las enviò Jessed del Angel Merlasca.

Y lo digo con orgullo, / tuyo nada más. / Jamás, jamás mis manos han sentido / más piel que tu piel, / porque hasta en sueños he sido fiel… ¡Caray! Perdón por las y los fans de Camilo Sesto (Camilo Blanes Cortés, Alcoy, 16 de septiembre de 1946-Madrid, 8 de septiembre de 2019), el cantante y compositor español de balada romántica, pop y rock, pero más allá de su indiscutible popularidad en el México, y en el mundo de habla hispana de los años 70, su figura, voz, estilo y canciones me eran harto –lo digo sinceramente- insufribles. Esa melenilla un tanto a la fuerza, porque no vamos a negar que hay otros personajes de la farándula a las que les va muy bien con su personalidad, pero a Camilo, al Buki y a Rigo Tovar (es amor), por ejemplo, pues que me perdonen pero no más no. Y en el caso del español, como que siempre la traía laqueada o con spray, con algo de crepé para que se le hiciera abultada, esa carita de petimetre con polvos para ocultar líneas faciales y el excesivo ceceo como para marcar distancia, ¡no!, por el amor de Dios, ¡no! Ni él, ni Miguel Gallardo y menos los de ‘Locomía’. A duras penas he pasado a Julio Iglesias, y eso que miren que es pesadito, aunque finalmente se convirtió en una parodia de sí mismo, o en su caso Emanuel, que lo alucinaba en mis épocas de universitario porque cuidado que era popular y se escuchaba en la radio, lo mismo que Toño Zamora con su ‘Zacazonapan’. Pero Camilo, Camilo era sinónimo de edulcorante, cantaba y escurría miel, ¿se acuerdan de ‘Fresa salvaje’? ¡híjoles, ni para intentar tararearla! Pero, bueno, en gustos se rompen géneros, se respeta a sus fans. Camilo falleció a los 72 años, con esa personalidad inverosímil que algunos han querido equiparar con la de Michael Jackson. Muy popular en México y Latinoamérica en donde fue encumbrado por Raúl Velasco y gracias a ‘Siempre en domingo’. Descanse en paz. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal

1) "La prudencia es el más excelso de todos los bienes": Epicteto. 2) "Mezcla a tu prudencia un grano de locura": Quinto Horacio Flaco. 3) "Un hombre prudente no pone todos sus huevos en un mismo cesto": Miguel de Cervantes. 4) "Sé prudente. Lo mejor de todo es escoger la situación": Hesiodo de Ascra. 5) "El hombre prudente no espera ni teme nada de los inciertos acontecimientos del futuro": Anatole France. 6) "Es gran prudencia: cuando el daño puede remediarse, que se remedie; y cuando no, que se disimule": Marco Aurelio Antonio. 7) "El hombre prudente sólo piensa en sus dificultades cuando ello tiene remedio; cuando no, piensa en otra cosa": Bertrand Rusell. 8) "El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futturas": William Shakespeare. 9) "La prudencia es signo de madurez en un ser humano: al hablar, al intervenir, o no hacerlo, en determinadas situaciones; al pensar bien- e incluso consultar a quién más sabe- antes de tomar decisiones importantes; al esperar la mejor ocasión para hacer las cosas, para no irse a los extremos y guardar siempre un equilibrio en nuestras vidas. La prudencia y el equilibrio en las opiniones y en las acciones hablan bien de los seres humanos": Nosotros.

Hace más de cinco años, un 3 de junio, dejó de existir el que fue el boxeador más grande de todos los tiempos: Muhammad Ali, también conocido en algún tiempo por su nombre de esclavo Cassius Marcellus Clay Jr. Un hombre que fue construyendo su personaje, primero, a partir de sus indiscutibles dotes boxísticas, después, de su grandilocuencia, locuacidad, verborrea, histrionismo, actuación y genialidad. Fue campeón de peso semi completo en Roma 60, todavía conocido por el mundo como Cassius Clay, fue campeón del mundo de la máxima categoría del boxeo a los 22 años cuando arrebató el título a su compatriota Sonny Liston, un 25 de febrero de 1964 en el Convention Hall de Miami Beach, Florida, a partir de ahí cobró celebridad cuando se enfrentó a la pelea más dura de subida, contra su país al negarse a ser reclutardo para ir a combatir la guerra de Vietnam, esto le costó ser despojado de sus licencias para boxear y le fueron retirados los títulos de la Asociación Mundial de Boxeo. Se enfrentó a lo más granado de su tiempo, inclusive otras leyendas del cuadrilátero como Joe Frazier, Sonny Liston, George Foreman, Ken Norton, Jimmy Ellis, Oscar Bonavena, Bob Foster, Jerry Quarry, Ernie Shavers y a Chuck Wepnner. Dicen que fue la inspiración de Silvester Stallone para crear Rocky Balboa. Ali convirtió al boxeo en un espectáculo al que seguían millones a nivel mundial, en algo fantástico, grandioso, dramático y lleno de teatralidad y gesticulaciones vociferantes. Nadie como Alí, van a pasar muchos años para que vuelva a surgir una figura como él. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) Bordas de hielo. "Vengo a verte pasar todos los días.. Vaporcito encantado siempre lejos.. Tus ojos son dos rubios capitanes.. Tu labio es un brevísimo pañuelo.. rojo que ondea en un adiós de sangre... Vengo a verte pasar; hasta que un día.. Embriagada de tiempo y de crueldad.. Vaporcito encantado siempre lejos.. La estrella de la tarde partirá... Las jarcias; vientos que traicionan... Vientos de mujer que pasó.. Tus fríos capitanes darán órdenes.. Y quien habrá partido seré yo". 2) Me desvinculo del mar. "Me desvinculo del mar.. Cuando vienen las aguas a mi... Salgamos siempre. Saboreemos.. La canción estupenda, la canción dicha.. Por los labios inferiores del deseo.. Oh prodigiosa doncellez.. Pasa la brisa sin sal... A lo lejos husmeo los tuétanos.. Oyendo el tanteo profundo, a la caza.. De teclas de resaca... Y así diéramos las narices.. En el absurdo.. Nos cubriremos con el oro de no tener nada.. Y empollaremos el ala aún no nacida.. De la noche, hermana.. De esta ala huérfana del día.. Que a fuerza de ser una ya no es ala".

Ii Ventana del Miedo   La luz del sol cuela una franja de fuego a la habitación. La mañana se ha abierto como un fruto de luz esplendoroso. Es un día radiante. Un tordo con plumaje de tornasol azul suelta en su vuelo un fuerte grito, su escándalo hiere el silencio. Los gorriones beben del agua milenaria que escurre y canta en la fuente. La placidez del viento se enreda en hondas verdes frondas. Ella no ha intentado abrir la puerta y salir al encuentro del día. Quisiera resguardarse en una habitación cerrada. Quedarse a oscuras, con los ojos en negro. Suda copiosamente. Sus palpitaciones son el sonido de un tren despavorido que descarrila en la madrugada. Su estómago es un tenso nudo de trapo que la ahoga. Soporta las incontenibles náuseas de un mar agitado. Sus ojos son dos flamas hirvientes. Está impaciente. Sólo alcanza a comprender, absurdamente, que tiene tanto miedo de revivir el miedo. En su turbia memoria revuela la incertidumbre como una parvada de pájaros insomnes. Deposita en su boca, como frágil gota de penumbra, una pastilla para sucumbir en los abismos más sombríos y profundos del sueño. Mientras la tarde oscurece, sus ojos de cierran. La noche es un viejo navío que se aleja sin rumbo.     Manuel Antonio Santiago. Foto de Víctor León.            

Conocí a Ernesto Aguilar Yarmuch de la manera más extraña, nos topamos en un súper mercado y sin querer intercambiamos recomendaciones de productos gourmets, a partir de ahí he logrado “edificar” una muy buena relación de amigos alentada, entre otras cosas, por el gusto que compartimos ambos por la buena cocina; quien fuera el mero mero del mejor restaurante de cocina típica de las Trancas es un amante de la buena cocina mexicana, de la cocina libanesa y, ¡faltaba más!, de la cocina italiana. Las tres cocinas las domina a la perfección tanto en su confección como en su degustación, últimamente le está dando por la cocina española, a la que le ha tomado un gusto que lo ha llevado ya a dominar el arte de la confección de la tortilla de patatas, de la que, no es por presumir, el que esto escribe después de mucho batallar (lidiar con la “prueba y error”) ya empieza a dominar como mandan los cánones, desde una tortilla tierna hasta la muy bien cocida, con su proporción exacta de huevos, cebolla, ajo (no más de un diente), sal, pimienta y un chorrito de agua. Platicar con Ernesto en su feudo, disfrutando de un buen expreso o de un tinto es una delicia, sobre todo si de por medio está el tema de la cocina, los quesos y las pastas italianas, de la ‘Ciudad Eterna’ (Roma), del sur de Italia que conoce muy bien y, últimamente de un tema que explicablemente acapara toda su atención, que son sus dos nietos, uno de su hijo Giovanni, que vive en Italia, y el otro de su hija Valeria, que vive en Xalapa, completando el cuadro ideal de Ernesto su esposa Silvana Messinese, italiana de pura cepa, nacida en Vittoria, Sicilia, o sea a los pies del Mediterráneo y enfrentito de la costa africana septentrional. Aunque parezca raro, pero con Ernesto queda poco rato para hablar de política. Hace ya un buen rato Ernesto me invitó a degustar un delicioso tallarín excelentemente procesado y cocinado por él, aderezado con una salsa de queso Taleggio (este queso ya lo comían los italianos hace más de mil años) y hongos porcinis, casi nada, ya para terminar un cafecito expreso de granos cordobeses. Lo escribíó Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1 "La amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que habita en dos almas": Aristóteles. 2)  "El bien que hayamos hecho  nos da una satisfacción interior que es la más dulce de las pasiones": René Descartes. 3) "El consejo de un amigo es como vino generoso en copa de oro": Solón. 4) "La juventud vive de sueños, la vejez de recuerdos": George Herbert. 5) "El arte es sobre todo un estado  del alma": Marc Chagall. 6) " La cultura es la buena educación del entendimiento": Jacinto Benavente: 7) "El disentir es un privilegio de la inteligencia, no un pretexto para la violencia": Guillermo Soberón. 8)  "La cortesía es el perfume de la bondad. Nos acerca a los hombres y nos allana el camino de la vida": Paolo Mantegazza. Foto de "Poemas del alma".

De chavo, cuando acompañaba a mi padre en los viajes que con frecuencia hacía a Xalapa para atender asuntos laborales de su gremio, uno de los lugares en donde recurrentemente le gustaba hacer una escala técnica después de haber degustado un café acompañado de una canilla en La Parroquia de Zaragoza, era precisamente en la tienda de ultramarinos finos y vinos de la esquina de Ignacio Zaragoza y Sebastián Camacho, la famosa y emblemática ‘La Naval’, que el 19 de mayo de 2021 cumplió sus primeros 62 años de legendaria vida constituida ya como un símbolo que queda de lo que fue el Xalapa de antaño, y que ha perdurado, como diría Víctor Manuel: “… levanto la vista y me encuentro con ella / y ahí está, ahí está, ahí está / viendo pasar el tiempo, La Naval”. Y es que se dice fácil, pero 62 años son ¡62 años!, no son cualquier cosa. En esa cantidad de años la tienda que Ángel Roberto Fernández Segura heredó de su padre Ángel Fernández González, natural del pueblo de Villaverde, Oviedo, Asturias, que llegó a México para hacer la América un lejano 20 de noviembre de 1927, acicateado por otros parientes que ya habían sentado sus reales en el Xalapa de las postrimerías de la Revolución Mexicana. ‘La Naval’ de hoy, ha dejado atrás las viandas y latería fina que le dieron renombre a la tienda en aquellos años en que estuvo a cargo del primer Ángel y de otros parientes para convertirse hoy, sin menoscabo de la tradición y antecedentes, en un centro cultural en donde se puede tomar lo mismo un buen café, saborear los famosos cuernitos que han hecho época o los pambazos de frijoles con chorizo, y si lleva gusto jugar al ajedrez, backgammon, leer un libro de tango para aprender lunfardo o ver una película en su cine club al que suelen asistir los amantes del buen cine. Y hay que decirlo, además de disfrutar de la buena charla de Ángel, que es un ingeniero químico egresado de la Escuela de Ciencias Marítimas y Alimentarias del Tecnológico de Monterrey, campus Guaymas en el estado de Sonora. Don Ángel señor falleció en 2005 dejando tras de sí una gran historia. Felicidades al querido amigo. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.