Para los xalapeños de cepa, seguramente hablar de La Tasca del Cantor los retrotrae a la Xalapa del pasado reciente que tenemos aún muy fresca en la memoria. Eran las épocas de cuando el café de La Parroquia de Zaragoza tenía en su parte frontal, del lado izquierdo, una especie de garage que hoy ya pocos recuerdan. Xalapa se debatía entre el carácter impetuoso, la ensoñación y la inocencia de su juventud. El rectorado de Roberto Bravo Garzón transitaba apenas el tercer año de gestión y el estudiantado de la Universidad Veracruzana aplaudía la apertura de la Unidad de Artes, el Orbis Tertius ya tenía dos años de práctica sincopa y el Ballet Folklórico tenía uno de haber sido fundado por el maestro Miguel Vélez Arceo. En esa Xalapa de los 70 surgió el feudo de Salvador ‘Chava’ Suárez, una especie de templo en donde el dios es la cultura –el dios Baco también-, ¡y es que si la Tasca hablara, cuántas historias no nos contaría! Por su tablado han pasado músicos de la talla de Paquito D’Rivera, Jane Bonet, Jaime López, Edgar Dorantes, Víctor Mendoza, Roberto Alcalá, Ilán Bar-Lavi y el baterista Antonio Sánchez, y grupos como Son de madera, Los cojolites, Sonex y el Aguas Aguas, y en sus paredes y rincones se ha dado cobijo a la obra de muchos artistas de aquí, allá y acullá, no en balde la Tasca originalmente fue fundada por Luis Rechy y su idea original fue que funcionara como un lugar en donde se fusionara el arte con la bohemia. El primer domicilio en donde funcionó estuvo en la calle de Bravo, de ahí se mudó a Clavijero, que fue cuando un servidor la conoció, y de ahí al actual sitio, en donde parece que le esperan muchos años por delante. Chava Suárez es un excelente anfitrión y, créanmelo, no hay mejor lugar en Xalapa para tomar vino o cerveza y disfrutar hasta que el cuerpo aguante con la música que ahí se escucha y el ambiente que solo ahí se vive. ¡Felicidade Chava! Lo escribió hace tiempo Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal... Sin embargo el propio "Chava" nos confirmó hace un año que ya cerró sus puertas "La Tasca".

   Cuafandofo eferafa ufun nifiñofo, mifis hefermafanafas mafayoforefes sefe cofomufunificafabafan efen ifidifiofomafa pafarafa efen clafavefe. Hafacefe pofocofo mefe efencofontrefe ufun pofoefemafa quefe cofomparfatofo cofon ufustefedefes, afa vefer sifi lefe efentiefedefen, vafa: Ufun lefengufuafajefe dififificífil defe hafablafar/ Rafarofo defe efescufuchafar/ Y difistifintofo defe afactufuafar./ Pufuefedefe sefer quefe nofo efentifiefendafas/ Pufuefedefe quefe nofo cofomprefendafas/ Sofolofo lafas f efelifimifinafalafas/ Y yafa cafaptafaráfas./ Efel ifidifiofomafa defe lafa f/ Lofo pufuefedefes tufu hafablafar/ Sifi  sofolofo lofo prafactificafas/ tufu profontofo lofo dofomifinafaráfa. Para un infante era una forma de hablar de los adultos, mis hermanas, que era incomprensible, que exigía un nivel de atención y una mente despierta, de pensamiento y comprensión ágil. ¿Se acuerdan de aquellos tiempos, señor don Simón?. Imagen de You Tube.  Lo escribe Marco Aurelio González Gama,

Perdón, soy humano. Soy humano y nada de lo que es humano me es ajeno. Aun cuando, permítanme acotar, en realidad la frase atribuida a Publio Terenzio Africano es "Soy un hombre, nada humano me es ajeno", pero ya sería mucho de mi parte enfatizar en mi calidad de género, por lo que mejor la dejo ahí, soy simplemente un humano, no entremos en detalles o falsas vanidades. Pero bueno, por qué digo esto, pues porque aunque principalmente tengo puestos los ojos en México, en lo que sucede en nuestro país, tampoco puedo dejar de otear al mundo, en los sucesos que suceden cada día en el orbe. Bueno, pues me he enterado en estos días que Isabel II de Inglaterra (Elizabeth Alexandra Mary, 94 años, Londres, Inglaterra, 21 de abril de 1926) y su esposo el príncipe consorte, Felipe de Edimburgo (Philip Mountbatten, 99 años, Corfú, 10 de junio de 1921) el próximo 20 de noviembre cumplirán 73 años de casados, sí, si no leyó usted mal, ¡73 años de matrimonio! ¡Carajo, qué injusto es el mundo y el destino a veces!, a unos les da más y a otros (nos) da menos. Isabel y Felipe se casaron un 20 de noviembre de 1947, fue en la histórica abadía de Westminster, en Londres, ¡hace casi 73 años! Perdónenme de veras si hago hincapié en estas cosas tan mundanas y frívolas, pero esto es lo que mantiene latente el pulso de este mundo nuestro tan madreado. Cuatro años después de su enlace Isabel heredó el trono de su padre Jorge VI, lleva m´zas de 67 desde que es la soberana de Inglaterra, les aseguro que mucha agua ha corrido por los puentes históricos del mundo entero. Perdón por fijarme desde la república de estas tonterías de estas instituciones tan caducas como es la realeza y por atreverme a contárselas, pero no todos los días se cumplen 73 años de casados. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.    

Esa es la oscuridad..   Si alguien apaga la luz para recordar la flor que crece de los labios que ha besado; cuando el polluelo de paloma, aún sin abrir las níveas alas, cae en las ágiles garras del gavilán; cuando un trastabillante ciego se enamora de una mujer de ojos de escurridiza hiedra; y la luminosa luna se asoma en el fondo del pozo en que has llorado. Si Dios no baja un trozo de pan a los que tienen hambre; cuando el dolor quiebra cristales de sal amarga en tu corazón; si la carta de amor se extravía y va a dar a manos del que más hieres; y, por los callejones de largas lajas, de madrugada se oye el paso turbado de los ebrios que cantan viejos boleros. Si los vagabundos vacían botellas de licor al desencanto; cuando detrás de la ventana el asesino reza en silencio un Padre Nuestro; si por el desvarío del otoño se pisan hojas secas de hayas en la alameda; y el estruendo luminoso del rayo avisa de un largo vendaval lluvioso que arreciará de madrugada. Si caminas extraviado por veredas sin fin; cuando el mar se ha ennegrecido con las aguas turbulentas de ríos perdidos; cuando un gato oscuro llora igual que un niño sin los pechos maternos; y caen cenizas de las chimeneas que ahuyentan al invierno. Si ves que ante el espejo el tiempo ha hecho de las suyas; cuando en el florero se marchiten las rosas del fin de semana; si el océano lanza caracolas donde las dunas comienzan a apoderarse de la Tierra; y el mendigo conoce que quien va adelante lleva en la cartera numerosos billetes. Si el avaro no logra conciliar el sueño por falta de una moneda; cuando la soledad siembra su atormentada semilla gris; cuando el desamor pudre sus frutos caídos; y pasas por debajo de una alta escalera sin una pata de conejo pardo. Si el miedo se adentra en el eco de tu pecho; cuando viene a sacudir la memoria el viejo recuerdo de un amor que se creía olvidado; si escuchas la apagada voz de los que pronto habrán de morir; y, entre sábanas revueltas, un cuerpo penetra en sombras de otro. Cuando, de medianoche, la muerte nos sopla al oído su silencio: Esa es la oscuridad. Foto de Víctor León.        

A los lectores lo que pidan. Me escribió un amigo, leal lector de este portal, con el siguiente mensaje: “… así como escribiste de bares y cantinas, sería bueno escribieras de los moteles xalapeños, creo que merecen un comentario tuyo”. ¡Uf! La verdad es que no somos muy competentes en este tema, y lo digo en serio, no se trata de un falso pudor, estoy seguro que alguna vez en la vida la mayoría demandamos los servicios de este tipo de establecimientos, llamémosle de conveniencia. La palabra motel viene del acrónimo de los vocablos mo, de motor y tel, de hotel. Durante mucho tiempo a los moteles en la capital se asociaron casi indisolublemente con el municipio de Banderilla. Por ahí alguien sugirió que esa población debería tener un anuncio de BIENVENIDOS A BANDERILLA con una flecha amarilla iluminada con foquitos rojos de prende y apaga. Y es que hasta el término “voy a banderillear” se hizo algo muy común que no necesitaba mayores explicaciones, y es que la mayoría de los moteles se ubicaban precisamente en ese sector de la conurbación, era raro verlos por la zona de Las Trancas. En CdMx, el 14 de febrero, día emblemático para el amor, no son suficientes los miles de establecimientos ubicados en la megalópolis de concreto y asfalto para cubrir su altísima demanda. Además, leía en la revista ‘Chilango’, hay desde los más modestos hasta los ultra sofisticados con cama giratoria y servicio de champán y toda la cosa. No, me declaro incompetente en este tema. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal

La poesía terminó conmigo "Yo no digo que ponga fin a nada.. No me hago ilusiones al respecto.. Yo quería seguir poetizando.. Pero se terminó la inspiración.. La poesía se ha portado bien.. Yo me he portado horriblemente mal... Que gano con decir.. Yo no me he portado bien.. La poesía se ha portado mal.. Cuando saben que yo soy el culpable.. ¡Está bien que me pase por imbécil!... La poesía se ha portado bien.. Yo me he portado horriblemente mal.. La poesía terminó conmigo". Notas de viaje "Yo me mantuve alejado de mi puesto durante años.. Me dediqué a viajar, a cambiar impresiones con mis interlocutores.. Me dediqué a dormir.. pero las escenas vividas en épocas anteriores.. se hacían presentes en mi memoria.. Durante el baile yo pensaba en cosas absurdas.. Pensaba en unas lechugas vistas el día anterior.. al pasar delante de la cocina.. Pensaba en un sinnúmero de cosas fantásticas.. relacionadas con mi familia.. Entretanto el barco ya había entrado al río... Se abría paso a través de un banco de medusas.. Aquellas escenas fotográficas afectaban mi espíritu.. Me obligaban a encerrarme en mi camarote..Comí a la fuerza, me rebelaba contra mi mismo.. Constituía un peligro permanente a bordo.. Puesto que en cualquier momento podía salir con un contrasentido".

Leía a la sensata canciller alemana, Angela Merkel, que dirigió el miércoles a sus connacionales un muy reflexivo discurso en el que explicó con sencillas palabras la lucha que está librando el mundo entero contra el coronavirus. Palabras más, palabras menos, les dijo en su mensaje que “solo tendrán éxito si (los alemanes) comprenden que este es un reto colectivo”. Les pidió que cumplan las restricciones impuestas. "Tómenlo en serio”, insistió a la ciudadanía sobre la gravedad de la situación. “Desde la Segunda Guerra Mundial –y esto lo subrayo para ustedes, queridos lectores- no ha habido un desafío para nuestro país –y para el orbe entero- que dependa tanto de nuestra acción conjunta y solidaria.” ¡Caray, que ejercicio de sabiduría que da cuenta a la grave situación que nos estamos enfrentando! Y esa ponderación de Merkel me llevó a otras reflexiones, más locales digamos, que aquí les comparto. Por ejemplo, qué va a pasar con el bolero que depende de los parroquianos que salían al café matutino, porque lo más sensato en estos días es permanecer el mayor tiempo posible encuartelado, o una ciudad como Xalapa que está llena de pequeños hornos de panadería artesanal. En mi tierra no hay de estos hornos, allá hay panaderías industriales, y esto lo digo no como una ostentación, pero mis paisanos panaderos son ricos, muchos españoles, por cierto. Dos o tres meses de bajas ventas seguro los aguantan. Y también he pensado en mis dos o tres amigos de la tercera edad que envuelven mis compras en el súper, las ventas van a bajar y sus propinas también, pero seguramente ahí van a estar, como siempre, al pie del cañón, indemnes hasta donde su salud y paciencia se los permita. Dejarles un kilo de arroz y de frijoles no nos va a hacer más pobres en la próxima visita que hagamos al súper, aparte de su respectiva propina. Y sigamos comprando las picaditas, los tlacoyos y las flores de calabaza a las marchantas. Lo escribe Marco Aurelio gonzález Gama, directivo de este Portal.

Si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice y todo, y en la calle codo a codo / somos mucho más que dos / somos mucho más que dos.  Los pasados sábado 28 y domingo 29 de agosto se presentó en el teatro ‘Esperanza Iris’, antes Teatro de la Ciudad, la célebre cantante argentina Nacha Guevara (Clotilde Acosta Badalucco, Mar del Plata, 3 de octubre de 1940), que en en este año cumplirá 80 años y la dama en verdad está como si nada. En apariencia no le duele nada a la marplatense, luce una espléndida y envidiable presencia. Y traigo a colación a Nacha, además de que porque tenía más de 15 años de no presentarse en suelo azteca, porque la vida de uno, que está construida en base a referencias, y evocar a esta artista (cantante, actriz, bailarina y directora de teatro) argentina me remite a las épocas estudiantiles de cuando en el repertorio de mis preferencias musicales Nacha estaba muy presente. Tenía un pequeño radio portátil de transistores, que también grababa y reproducía cassettes, en el cual solía sintonizarla junto a Serrat, Víctor Manuel, Massiel, Joan Báez, Atahualpa, Zitarrosa y Óscar Chávez. No tenía debilidad por la música latinoamericana, a la folclórica me refiero, pero sí solía escuchar a aquellos que tenían algo más que cantar que canciones de protesta. Me gustaba la poesía que se podía percibir en mucha de la música de estos intérpretes de gente como Benedetti, Machado y Neruda, entre otros. Debo decir que no era muy afecto a Milanés ni a Silvio Rodríguez, sobre todo a este último, se me hacían letras muy idílicas. Como quiera, es una buena noticia volver a saber de esta cantante que inmortalizó canciones tan emblemáticas como ‘No llores por mi Argentina’. Su espectáculo se llama ‘Vuelvo’, en donde hará un recuento de su vida cuando vivió exiliada en México en los años 70. En su música hay temas de amor, injusticia, sobre la guerra y los desprotegidos. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

No cabe duda que son tiempos de mujeres, a pesar del Me Too, los Harvey Weinstein, Plácido Domingo (por cierto, una disculpa, en una anterior entrega lo defendí, pensaba que era un hombre honorable y resultó un vil acosador sexual) y ese encanto de feminista llamado Donald Trump. Y es que dos arquitectas irlandesas, Yvonne Farrell y Shelley McNamara, fundadoras de Grafton Architecs Studio, han sido anunciadas como las ganadoras del premio Pritzker, el también conocido como el Nobel de la arquitectura. Quienes me conocen saben que la arquitectura es de mis más grandes aficiones, junto al diseño de modas –sí, sigo a los grandes diseñadores desde chaval- y la cocina. De no haber sido administrador público seguramente hubiera sido o cocinero o arquitecto. Farrel y McNamara, a quienes no conocía, el jurado del Pritzker las definió así para otorgarles el premio: “Por su integridad en el enfoque de sus edificios [...], por su compromiso incesante con la excelencia en arquitectura, su actitud responsable hacia el medio ambiente, su capacidad de ser cosmopolitas al mismo tiempo que adoptan la singularidad de cada lugar en el que trabajan, por todos estos motivos y más, reciben el Premio Pritzker de Arquitectura 2020 ". Caray, pues qué fregonas –de chingonas- mujeres, además lo ganaron a dúo. El Pritzker se entrega desde 1978, el primero en recibirlo fue el estadounidense Philip Johnson, pero el segundo fue el reconocido arquitecto mexicano Luis Barragán. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

"En política, algo muy importante es la discreción. Su contrario, la lengua suelta, es veneno puro. No hay funcionario público moderado, eficiente, si tiene diarrea en la boca. Es mejor tener un zipper entre los dientes que una pecera llena de cangrejos que quieren caminar para allá y para acá. Los hombres, los varones no deben andar en chismes ni chistoretes. Los huevos los deben traer bien amarraditos. Sentir aquello bien fajado en el bajo vientre es tinte de caballero y exigencia de un funcionario público". Se lo dijo el entonces Secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana, al autor de libro: "Nada como el Poder", Raúl Cremoux, al entrar éste a laborar a esa dependencia.