Ahora que murió Flor Silvestre (Salamanca, Guanajuato, 16 de agosto de 1930 - rancho El Soyate, Villanueva, Zacatecas, 25 de noviembre de 2020), que en realidad se llamaba Guillermina Jiménez Chabolla, que como todos ustedes saben, estimadas y estimados lectores, fue una actriz y cantante del género ranchero (también cultivó el huasteco y el tamborazo, que tiene su origen precisamente en la región de Villanueva y que también y tan bien cantó su marido Antonio Toni Aguilar), este escribano caía en cuenta de que con la partida de Flor, salvo por Aída Cuevas, las cantantes de ranchero prácticamente están extintas o, cuando menos, en vías de extinción. Y es que, ¡caray!, después de haber tenido a exponentes vernáculas de la talla de Lola Beltrán, Lucha Villa, Lucha Reyes, Chayito Valdés, Amalia Mendoza (la famosa Tariácuri), María de Lourdes, la Prieta Linda (hermana de Flor), Irma Dorantes, Rosa de Castilla y hasta Chavela Vargas y la mismísima Irma Serrano (Valentina), que es una como especie de prócer de la picaresca nacional –yo preguntaría que quién de mi generación no leyó su famoso best seller ‘A calzón quitado’-, repito, la única que sobrevive es Aída, porque en ese género no entra Paquita la del barrio –otra prócer-. Me parece que es un asunto menor pero que no por eso deja de ser si no grave, sí preocupante, es el género musical nacional. Ahí viene la hija del hijo de Flor, Pepe, me parece que se llama Ángela, que canta muy bonito, pero la chica como que le tira más al bolero y al bolero ranchero. Ya para terminar diré que en el caso de los varones está sucediendo exactamente igual porque ni Pepe Aguilar y Alejandro Fernández son charros de verdad. Que me perdonen y que me perdonen sus miles de fans. Cuando muera Chente, y ojalá nos dure muchos años más, se cerrará un capítulo importante de la música ranchera mexicana. Foto de la agencia EFE: Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.  

1) "Lo de menos es que sea el Cuarto Poder. Lo que importa es poder en el cuarto": Efraín Huerta. 2) "Los celos por cuestiones de poder son más aguijones que los celos por cuestiones de mujer": Fernando López Arias. 3) "De dos que se quieran bien, con uno que se bañe basta: Pedro Brull. 4) Más vale dinosaurio en nómina que modernizador en la banca": podría ser de Alfonso Martínez Domínguez. 5) "No hay hombre grande para perro que ha de mearlo": de la vieja sabiduría popular. 6) "La democracia es la peor forma de gobierno posible... pero no conozco otra mejor": Winston Churchill. 7) "Un arqueólogo es un sabio cuyo futuro está en las ruinas": Pedro Brull. 8) "Para soportar esto del poder hay que tener flaca la memoria, gruesa la piel y harta cerilla en los oídos": don Porfirio. 9) "Entre el amor y el opio, prefiero el opio": Bioy Casares. 10) "La urgencia de salvar a la humanidad es casi siempre la máscara con que se disfraza la urgencia de gobernarla": Mencken.. Tomado del libro "Monólogos y Diálogos" de Froylán Flores Cancela,

De chavo, cuando acompañaba a mi padre en los viajes que con frecuencia hacía a Xalapa para atender asuntos laborales de su gremio, uno de los lugares en donde recurrentemente le gustaba hacer una escala técnica después de haber degustado un café acompañado de una canilla en La Parroquia de Zaragoza, era precisamente en la tienda de ultramarinos finos y vinos de la esquina de Ignacio Zaragoza y Sebastián Camacho, la famosa y emblemática ‘La Naval’, que el 19 de mayo de 2020 cumplió sus primeros 61 años de legendaria vida constituida ya como un símbolo que queda de lo que fue el Xalapa de antaño, y que ha perdurado, como diría Víctor Manuel: “… levanto la vista y me encuentro con ella / y ahí está, ahí está, ahí está / viendo pasar el tiempo, La Naval”. Y es que se dice fácil, pero 61 años son ¡61 años!, no son cualquier cosa. En esa cantidad de años la tienda que Ángel Roberto Fernández Segura heredó de su padre Ángel Fernández González, natural del pueblo de Villaverde, Oviedo, Asturias, que llegó a México para hacer la América un lejano 20 de noviembre de 1927, acicateado por otros parientes que ya habían sentado sus reales en el Xalapa de las postrimerías de la Revolución Mexicana. ‘La Naval’ de hoy, ha dejado atrás las viandas y latería fina que le dieron renombre a la tienda en aquellos años en que estuvo a cargo del primer Ángel y de otros parientes para convertirse hoy, sin menoscabo de la tradición y antecedentes, en un centro cultural en donde se puede tomar lo mismo un buen café, saborear los famosos cuernitos que han hecho época o los pambazos de frijoles con chorizo, y si lleva gusto jugar al ajedrez, backgammon, leer un libro de tango para aprender lunfardo o ver una película en su cine club al que suelen asistir los amantes del buen cine. Y hay que decirlo, además de disfrutar de la buena charla de Ángel, que es un ingeniero químico egresado de la Escuela de Ciencias Marítimas y Alimentarias del Tecnológico de Monterrey, campus Guaymas en el estado de Sonora. Don Ángel señor falleció en 2005 dejando tras de sí una gran historia. Felicidades al querido amigo. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "El elogio endereza espinas dorsales: Doménico Cleri Estrada. 2) El más dulce de todos los sentidos es la alabanza: Jenofonte. 3) Huye de los elogios, pero trata de merecerlos: Francois de Salignac. 4) Hombre en el cual hace mella la adulación, es hombre desarmado: Arturo Graf. 5) Siempre se está más en riesgo de creer los elogios que las censuras: Luis Herrera de la Fuente. 6) Yo alabo en voz alta, y critico en voz baja: Catalina II de Rusia. 7) Vale más oír reprensiones de sabio que alabanzas de necios: la Biblia. 8) Trata de ser como te pintan los aduladores". Quinto Horacio Flaco.

    Soy utilitario, luego existo. El confinamiento hace que se vuelva uno práctico aunque no quiera. Los tiempos no están para rebuscamientos. Hace poco comentaba por WA con mi estimado amigo Laureano Martínez, (que es un ‘gran sumiller’, la última palabra de todo lo que a comida corresponde), que en estos días preparé para comer la versión mexicana de la fabada asturiana que mi madre hacía en la casa familiar. Más pronto que rápido me corrigió: “¡SE LLAMAN ALUBIAS!” Y efectivamente, no le llamamos con ese patronímico al guiso, como tampoco al frijol judías o fabas (fabes), aquí lo conocemos simplemente como alubias, y normalmente se preparan con “frijolito”, que así se le dice coloquialmente a la alubia chica. Bueno, después de estas disquisiciones aristotélicas con mi estimado amigo, le platiqué que la receta de mi madre es como un juego de niños, comparto mi versión: puse a fuego lento la mitad de un frasco en conserva de alubias asturianas –de las que se encuentran en cualquier súper- con un trozo de cebolla, dos dientes de ajo y hojas de laurel, al mismo tiempo freí en una sartén una chuleta ahumada de cerdo con todo y hueso con las rodajas de medio chorizo madurado (del ‘Cerdito’). Una vez fritas las carnes con dos cucharadas de aceite de oliva, las agregué a la cacerola de cocción de las alubias, más unas cuantas aceitunas, algunas rajas de jalapeño, zanahorias y cebollas en caldillo del vinagre de la lata. Dejé que “rompieran” el hervor y listo. Para darle color se le puede agregar una cucharada de pimentón y es indispensable un chorrito del vinagre de los chiles. Rectificar sal si es necesario. En casa se servían con lechuga romana troceada, es una delicia este platillo asturiano mexicano. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "Dar la felicidad y hacer el bien, he ahí nuestra ley, nuestra ancla de salvación, nuestro faro, nuestra razón de ser": Henri-Fréderic Armiel. 2) "Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería perfectamente feliz?": Oscar Wilde. 3) "El gran secreto de ser feliz es ser inocente": Focílides. 4) "En el fondo, son las relaciones con las personas lo que da valor a la vida": Guillermo von Humboldt. 5) "El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer siempre lo que se hace": León Tolstoi. 6) "¡Es hermoso ser feliz con las pequeñas cosas!": Jeremías Gotthelf. 7) "La dicha de la vida consiste en tener siempre qué hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar": Thomas Chalmers. 8) "La felicidad es como una mariposa, cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro": Viktor Frankl. 9) "Quien no es feliz con poco no lo será con mucho": Lao T-sé.

"Dulce como el arroyo somnoliento.. Mansa como la lluvia distraída.. pura como la rosa florecida.. Y próxima y lejana como el viento.. Esta mujer que siente lo que siento.. Y está sangrando de mi propia herida.. Tiene la forma justa de mi vida.. Y la medida de mi pensamiento... Cuando me quejo es ella mi querella.. Y cuando callo mi silencio es ella.. Y cuando canto es ella mi canción... Cuando confío es ella la confianza.. Y cuando espero es ella la esperanza.. Y cuando vivo es ella el corazón".. Es de la autoría del poeta argentino Francisco Luis Bernández y nos lo envió el Arq. Mario Méndez Acosta. Foto de "Poeticous".

  O más gambetas da la vida. ¡Caray!, lo que son las cosas, el astro argentino de fútbol había estado driblando a la muerte, ahora sí que materialmente, desde hace como treinta años, pero como siempre sucede, el Pelusa terminó pelándole los dientes a la muerte. Con ella no se puede jugar, es lo único seguro en la vida. Tarde o temprano se nos aparece de manera improvista o dando algunas señales previas. A veces las ignoramos insensatamente o nos damos por no aludidos, al final, como quiera nos la vamos a encontrar. No nos podemos permitir jugar a las vencidas con doña parca, siempre termina venciéndonos. Y así pasó con Diego, por más que los hinchas argentinos desproporcionalmente se atrevieron a compararlo con Dios. D10s así solían aludir al legendario futbolista, pero una cosa fue él con un balón a sus pies en donde desplegó su genio y sus enormes virtudes futbolísticas por las más importantes canchas del orbe y otra cosa fue el Diego Armando hombre. Una moneda de dos caras, de la parte sombreada, oscura vamos, se concentraron en su persona las más bajas pasiones e instintos que lo llevaron a vivir un infierno que alcanzó a toda su vida personal, al mundo que lo rodeaba hasta casi hacer de él una piltrafa humana. Su vida fue la síntesis de un viaje infortunado que lo llevó de la gloria celestial al infierno. Ahí quedan sus maravillosos lances futbolísticos, su gambeta, su fantástico dribling y el arrojo que mostraba en la cancha para enfrentar a los rivales… en fin, todas las enormes virtudes y la magia que era capaz de  hacer cuando tenía un esférico en las piernas. Hasta para vivir la vida hay que aprender y, por lo visto Diego no aprendió o no tuvo tiempo de aprender a vivir la vida como él se la merecía para ser feliz. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal. Foto de Wikipedia.        

1) "El mejor homenaje que se puede tributar a las personas buenas es imitarlas": Concepción Arenal. 2) "El bien y el mal no van por el mismo camino; el hielo y el carbón no caben en la misma estufa": Refrán chino. 3) "Es bueno ser bueno, pero es mejor serlo y parecerlo": Royo Martin. 4) "No debemos considerarnos dichosos cuando logramos alejar el mal, sino cuando logramos cumplir un bien: Marco Tulio Cicerón. 5) "No todos los hombres pueden ser ilustres, pero todos pueden ser buenos": Confucio. 6) "Sed bueno y dejad el resto al cielo": Combe. 7) "Nada hay que refresque mejor la sangre como una buena acción": Jean de la Brúyere. Tomado del portal "Pensamientos".

    Sigo postergando las historias de mi fugaz estancia en Perote, pero ahora que desgraciadamente falleció Sean Connery, recordaba, cómo, dentro de ese conocimiento (inútil) que va uno acumulando con el paso de los años –que no necesariamente es cultura, ojo-, me fui volviendo un fanático de la música, digamos que de las bandas sonoras y de lo que se llama el tema de amor (o principal) de la saga de las películas del más célebre agente secreto del mundo al que todos conocemos como James Bond. Es así que me aficioné a todos sus gadgets, autos (desde los Aston Martin, pasando por el Mustang Match 1 hasta el impactante auto submarino), su elegante forma de vestir y de seducir a las damas –cosa que me hacía ver como un wannabe extremadamente ingenuo-, de los escenarios de sus películas, que eran como paisajes de ensueño hasta sus temas musicales que salían al principio de las películas enmarcando la famosa escena en donde el agente va caminado y de repente gira para disparar a un imaginario y amenazante blanco que de inmediato se tiñe de rojo. Toda la música es inolvidable, desde el clásico tema del Agente 007 que dio inicio a la saga con el satánico Dr, No,  usted lo recordará, el del solo de requinto. O cómo olvidar las interpretaciones, dos, de ese portento de cantante que es Shirley Basey. Su voz enmarcó a ‘Goldfinger’ (1974) y a ‘Diamonds are Forever’ (1974), pero además la galesa en su juventud era una mujer impresionantemente bella, hoy a sus 83 años sigue siéndolo y conservando esa potente voz. Y después vendrían otras como ‘Thunderball’ (1965) con Tom Jones, ‘Skyfall’ (2012) con ese dulce llamado Adele; ‘Writing’s on the Wall (2015) interpretada por el cantante británico Sam Smith. Estos dos temas se llevaron en sus respectivos años los premios Oscar y el Golden Globe. Por último mencionaría a ‘Vive y deja morir’ (Live and Let Die, 1973), escrita e interpretada por Paul McCartney y su banda (Wings). Uff, recordar es vivir. ¿Habrá alguien que no sea fan de estas canciones? Foto de "Pinterest". Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.