Lugar:
Fuente:
AVC / XEU Noticias

En un hecho insólito, los consejeros del Organismo Público Local Electoral (OPLE) cedieron a las presiones de militantes del Partido del Trabajo (PT) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que mantienen retenidos a empleados de este organismo, y revocaron la atracción del cómputo del municipio de Uxpanapa.

Apenas una hora después de que los consejeros solicitaran la intervención del Ejército para el traslado de la paquetería y alertaran por el secuestro de los empleados del OPLE que se trasladaron a ese municipio para recoger la paquetería, decidieron echar abajo su acuerdo, tal como lo exigieron los manifestantes.

Visiblemente nerviosa, la consejera local Julia Hernández García justificó que era urgente para salvaguardar la vida de los enviados del OPLE, que no han podido salir de ahí.

Pero antes, el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas responsabilizó a los militantes de ambos partidos de mantener secuestrados a los empleados y de usarlos para negociar que se le regresaran las facultades de cómputo al Consejo Municipal.

Al respecto, la consejera Eva Barrientos Zepeda reconoció que la decisión se debe a los hechos de violencia que se registran en este municipio y que en todo caso, quien no esté conforme con el resultado puede llevarlo a tribunal.

“Son lamentables las condiciones que existen en Uxpanapa y creo que tenemos que ponderar entre un acuerdo y las condiciones que imperan; no hay condiciones para sacar los paquetes”.

Por su parte, el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas, reconoció que “es lo que se puede hacer” bajo las circunstancias que imperan en Uxpanapa.

Ante la pregunta de si el Consejo General garantiza que se lleve a cabo la sesión de cómputo, el consejero presidente José Alejandro Bonilla Bonilla dejó en claro que eso depende de los partidos y los militantes que están reunidos en el Consejo Municipal.

“Yo la pregunta que le haría y el exhorto es que garanticen las condiciones para que se lleve a cabo la sesión de cómputo; los que están sentados allá (en el Consejo Municipal) son sus representantes”.

El representante de Nueva Alianza, Gonzalo de Jesús Ibañez Avendaño, cuestionó la medida pues dijo que hacerlo sería un mensaje de que la violencia hace retroceder las decisiones del Consejo General del OPLE.

“Pareciera dar una imagen equivocada, de que la violencia puede inducir a que el Consejo genere dar un paso atrás, nos parece el mensaje que el día de hoy este consejo le da a Veracruz al pretender revocar un acuerdo cuyo origen fue salvaguardar la seguridad de todas las personas en este acontecimiento”.

El representante del PRI, Alejandro Sánchez Báez, aseguró que antes que cualquier otras circunstancia, el Consejo General debe pugnar por la preservación de la vida del ser humano, sin títulos partidistas.

“Lamentamos los hechos que acontecen en Uxpanapa, hemos manifestado que somos respetuosos de la legalidad (…) en Uxpanapa está en riesgo la vida de personas, pero esto no puede quedarse en la mesa del Consejo General, no debe quedarse en la mesa del Consejo Municipal, debe denunciarse”.