Ricardo Anaya ya tomó la iniciativa de forma directa y con el apoyo de intelectuales y comunicadores acerca de las acusaciones que en su contra han formulado y le pidió al presidente Enrique Peña Nieto que saque las manos de esta, dijo, persecución política. Meade le dijo a Anaya que él saque las manos de sus negocios inmobiliarios y que explique su nivel de vida. Peña Nieto dijo que no responderá a dimes y diretes de los candidatos. Y AMLO les pidió que cuiden la paz social, que “no desaten al tigre”.