Vladimir Putin tomó posesión este lunes de su cuarto mandato como Presidente de Rusia en una ostentosa ceremonia en la sala San Andrés del Gran Palacio del Kremlin. Juró respetar y defender los derechos y las libertades de los ciudadanos, defender la soberanía y la integridad territorial del Estado, y servir al pueblo con lealtad. Ayudará a propiciar la paz y la estabilidad en el planeta, dijo. Asistieron más de 6 mil invitados. La nota es de EFE y la publica “Reforma”.