La imposición de aranceles al acero y aluminio de México por Estados Unidos puede afectar los precios internacionales de los combustibles, y con ello el precio de la gasolina, vía el impacto que la medida puede causar en el tipo de cambio, coincidieron analistas económicos. “La afectación directa es muy limitada en el sector energético, pero sí afecta mucho el movimiento en el tipo de cambio”, dijo el director de la firma especializada “Fuell Marketing Consulting”, Antonio Pérez. La nota es de Carlos Miranda en “La Jornada”