Lugar:
Fuente:
EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que podría enviar hasta 15 mil militares a la frontera con México ante la llegada de una caravana con miles de inmigrantes que se originó en Honduras y que ahora cruza México en dirección al territorio estadounidense.

“Mientras la caravana sea una preocupación, nuestro Ejército estará ahí fuera. Tenemos sobre 5 mil soldados. Alcanzaremos un punto entre 10 mil y 15 mil de personal militar”, explicó el mandatario antes de iniciar un viaje a Fort Myers, en el estado de Florida.

Ayer, el Pentágono adelantó que enviaría más tropas, aparte de los 5,239 soldados anunciados en un primer momento, pero no precisó la cifra de militares adicionales.

De hecho, el comandante del Mando Norte de las Fuerzas Armadas, el general Terrence J. O’Shaughnessy, rechazó el martes que el Pentágono estuviera pensando en mandar a alrededor de 14 mil militares a la zona, tal y como habían apuntado medios locales.

De lograrse finalmente el tope máximo de 15 mil , se aumentaría ligeramente el número de efectivos que EE.UU. tiene actualmente en Afganistán, que asciende a 14 mil.

El anuncio de Trump se produce a tan solo 6 días de que se celebren elecciones legislativa.

El supuesto objetivo de esta operación es asistir a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ante la hipotética llegada de dos caravanas de inmigrantes.

De acuerdo a la CBP, unas 3,500 personas integran la primera caravana, que llegó a estar compuesta por 7.000 inmigrantes; mientras que 3.000 forman parte del segundo convoy.

Según los últimos datos facilitados por el Pentágono, al menos 1.000 militares se encuentran ya en Texas.

Entre los soldados, habrá tres batallones de ingenieros de combate, tropas especializadas en aviación y otros soldados dedicados a logística y tratamiento médico.

La actuación de estas fuerzas es limitada, ya que una ley estadounidense de 1878 prohíbe usar a los soldados para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional.

Los militares que se desplegarán en los próximos días se sumarán a los 2.092 efectivos de la Guardia Nacional -un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas- que se encuentran en la frontera sur desde abril debido a otra caravana de migrantes, que en ese caso inició su recorrido en el sur de México.