Lugar:
Fuente:
EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este jueves que las banderas de todos los edificios federales ondeen a media asta como muestra de “solemne respeto” a las víctimas de la matanza anoche en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks en la que fallecieron trece personas, incluido el atacante.

“Como muestra de solemne respeto a las víctimas del terrible acto de violencia perpetrado en Thousand Oaks, California, el 7 de noviembre de 2018 (…), ordeno que las banderas de Estados Unidos ondeen a media asta en la Casa Blanca y en los edificios públicos”, señaló el mandatario en una proclamación oficial.

Esta orden también afectará a las instalaciones militares y las delegaciones diplomáticas estadunidenses repartidas por el mundo.

A primera hora de la mañana, Trump recurrió a su cuenta personal de Twitter para transmitir sus condolencias a las familias de las víctimas y para alabar el trabajo policial.

El incidente tuvo lugar en la noche del miércoles, sobre las 23.20 hora local, cuando el supuesto atacante, identificado como Ian David L