El gobierno federal busca desligar los bonos deuda que actualmente respaldan la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, hacia otra obra que apunta hacia la Base Aérea de Santa Lucía. El plan gubernamental es conseguir el consentimiento de una porción de los tenedores de bonos para cambiar las condiciones iniciales de la emisión. Por ello, inició ayer en Nueva York la recompra del mil 800 millones de dólares de una deuda de 6 mil millones de dólares. La información es de “Reforma”.