1) Hoy tu tiempo es real
“Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa.. Y aunque otros olviden tus festejos.. Las noches sin amos quedaron lejos.. Y lejos el pesar que desalienta… Tu edad de otras edades se alimenta.. No importa lo que digan los espejos.. Tus ojos todavía no están viejos.. Y miran, sin mirar, más de la cuenta… Tu esperanza ya sabe su tamaño.. Y por eso no habrá quien la destruya.. Ya no te sentirás solo ni extraño.. Vida tuya tendrás y muerte tuya.. Ha pasado otro año y otro año.. Les has ganado a tus sombras, aleyuya”.
2) Amor, de tarde
“Es una lástima que no estés conmigo.. cuando miro el reloj y son las cuatro.. Y acabo la planilla y pienso diez minutos.. Y estiro las piernas como todas las tardes.. Y hago así con los hombros para aflojar la espalda.. Y me doblo los dedos y les saco mentiras… Es una lástima que no estés conmigo… cuando miro el reloj y son las cinco.. Y soy una manija que calcula intereses… O dos manos que saltan sobre cuarenta teclas.. O un oído que escucha como ladra el teléfono… O un tipo que hace números y les saca verdades… Es una lástima que no estés conmigo.. cuando miro el reloj y son las seis.. Podrías acercarte por sorpresa.. Y decirme “¿Qué tal?”, y quedaríamos.. Yo con la mancha roja de tus labios.. Tú con el tizne azul de mi carbónico”.